Enoturismo con los Vinos de Málaga

Enoturismo con los Vinos de Málaga.

Hoy, como anticipo a las ofertas de enoturismo que os iremos indicando de esta denominación de origen, os vamos a anticipar que tipos de vinos os váis a encontrar si os queréis dar una escapada por esta zona de la península por ejemplo en esta Semana Santa, donde Málaga está considerada según una reciente encuesta como la segunda capital andaluza en cuanto a la valoración en la celebración de este evento religioso.

Pero vamos a los vinos, protagonistas del enoturismo.

Cada día son más las rutas turísticas que enseñan todos los procesos de elaboración de los vinos, así como la realización de catas, algo que llama mucho a los turistas amantes del vino, o sea, los entoturistas.

Partimos que dos son las denominaciones de origen vigentes en la zona, como es la denominación ‘Málaga’ y la denominada ‘Sierras de Málaga’.

El autor Guillén Robles en su «Historia de Málaga y su provincia» nos dice que «los griegos se establecieron en Málaga y enseñaron a los indígenas a podar las viñas», lo que debió ocurrir hacia el año 600 a. de J.C., coincidiendo con la fundación de Mainake. Pero realmente el primer testimonio histórico que conocemos de la elaboración de vino en Málaga, data del Bajo Imperio Romano.

Pero no es hasta hace poco, en 2001, que aparece publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía el que se reconoce la D.O. Sierras de Málaga, viniéndose a llamar el Consejo Regulador,  de la Denominaciones de Origen «Málaga» y «Sierras de Málaga».

Bajo la D.O. «Málaga», nos encontramos con vinos de licor, de 15% vol. a 22% vol., vinos naturales dulces, a partir de 13% vol. elaborados a partir de uva sobremadurada con el alcohol procedente en su totalidad de fermentación

Bajo la D.O. «Sierras de Málaga», nos encontramos los vinos blancos, rosados y tintos de menos de 15% vol.

Entre los primeros nos encontramos vinos de licor y entre ellos los Vinos Dulces Naturales y los Vinos Naturalmente Dulces. Variedades «Pero Ximén» (Pedro Jiménez) y/o «Moscatel», en sus múltiples variantes son las que se recogen bajo esta D.O.

Entre los segundos abundan los vinos de color amarillos, pálidos de aroma varietal, elegantes y nítidos, de sabor afrutado, fresco con tonos ácidos. También están los tintos, vinos con cuerpo, bien estructurados, en los que predominan los sabores y aromas minerales y del terruño.

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.