El consumo de vino de nuevo en un estudio como factor reductor de riesgo de enfermedades coronarias

El consumo de vino de nuevo en un estudio como factor reductor de riesgo de enfermedades coronarias

El consumo de vino de nuevo en un estudio como factor reductor de riesgo de enfermedades coronarias

Pero en esta ocasión hablamos del estudio más completo realizado hasta la fecha el respecto de este tema según sus autores. Ha sido presentado en el British Medical Journal y ha sido realizado por investigadores de la Universidad de Cambridge y la Universidad College de Londres.

Sus conclusiones avalan que el consumo moderado de vino es un factor reductor de riesgo para padecer enfermedades coronarias como el infarto de miocardio, la angina de pecho o la insuficiencia cardiaca, en comparación con los abstemios.

Y hablamos de un estudio en el que se han analizado los datos obtenidos en el análisis de casi dos millones de personas en el programa denominado ‘Cardiovascular Research Using Linked Bespoke Studies and Electronic Health Records’ (CALIBER).

El estudio analiza la influencia del consumo moderado de alcohol en 12 dolencias cardíacas. Ninguna de las personas en el estudio había sufrido de una enfermedad cardiovascular al inicio del estudio. La mayoría eran no fumadores, tenían un IMC normal y no sufrían diabetes.

El 72%0 de las personas consumió vino según las antiguas directrices gubernamentales británicas de 21 unidades a la semana para los hombres y 14 para las mujeres.

Los investigadores encontraron que en comparación con los bebedores moderados, los no bebedores (no incluyendo bebedores ex u ocasionales) eran más propensos a sufrir riesgo en 7 de esas 12 enfermedades (como un primer diagnóstico): angina inestable, infarto de miocardio, muerte súbita coronaria, insuficiencia cardíaca, accidente cerebrovascular isquémico, enfermedad arterial periférica y aneurisma aórtico abdominal.

Por supuesto, los que abusaban del alcohol se ponían en riesgo grave en las mismas enfermedades indicadas.

Los autores declararon: “Nuestro hallazgo de que el consumo moderado de alcohol se asocia con un menor riesgo de presentar inicialmente con una gama de enfermedades cardiovasculares es consistente con los resultados de estudios previos más pequeños. Extendemos este trabajo anterior en la aclaración de que el efecto protector observado para el consumo moderado y los principales resultados clínicos tales como infarto de miocardio, accidente cerebrovascular isquémico, la muerte súbita coronaria, insuficiencia cardíaca, enfermedad arterial periférica, y aneurisma aórtico abdominal está presente incluso después de la separación del grupo de corriente no bebedores en categorías más específicas».

«A diferencia de otros, no se encontraron pruebas de un efecto protector del consumo moderado de alcohol para la hemorragia subaracnoidea, pero se observó un aumento del riesgo de hemorragia intracerebral entre los bebedores excesivos, lo cual es coherente con los informes de otros lugares».

“En conjunto, nuestros resultados, de este estudio, el más completo hasta la fecha de la relación entre el consumo de alcohol y el riesgo de enfermedad cardiovascular, indican que el consumo moderado de alcohol se asocia con un menor riesgo de presentar inicialmente varias, pero no todas, enfermedades cardiovasculares. Del mismo modo, se muestra que consumo excesivo de alcohol es diferencialmente asociada con una gama de este tipo de enfermedades“.

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.