Torrijas sevillanas

Ni que decir tiene que estamos ante una receta de postres típica de Sevilla y muy típica de la Cuaresma. Las torrijas sevillanas dicen tener su origen en los conventos de Andalucía y era el remedio perfecto para aprovechar el pan sobrante. De ahí saltaron a las casas particulares y hacerse uno de los postres típicos del pueblo llano.

Vamos a ver los ingredientes de esta receta:  1 paquete de pan de torrijas de venta en supermercados o pan de barra duro cortado en rodajas, 3 huevos batidos, aceite de oliva, 4 cucharadas de azúcar, un litro de vino blanco, 1 cáscara de naranja, 1 cáscara de limón, 1 rama de canela, 500 gr de miel y 500 ml de agua.

Procedemos a calentar un poco el vino con el azúcar, una de las cáscaras y el palo de canela, para conseguir evaporar un poco el alcohol y para que coja sabor de esos ingredientes. Tras esto procedemos a calentar abundante aceite con el palo de canela y la otra cáscara, friéndolos un poco para que el aceite también coja sabor y luego retiramos la canela y la cáscara.

Pasamos al pan y para ello remojamos las rebanadas de pan en el vino, lo que se dice solamente como meter y sacar, para evitar que queden empapadas, además de que el vino al estar caliente empapa más rápido. Pasar por huevo batido y freírlas en el aceite hasta que estén doradas.

Una cosa a tener en cuenta que es más importante de lo que parece es el hecho que debemos de ir colando el aceite de vez en cuando ya que se ensucia rápidamente y es conveniente freírlas en tandas pequeñas para que no amontonarlas y que se nos puedan romper. Escurrirlas sobre papel absorbente.

Finalmente, una vez que tenemos todas colocadas en un recipiente le damos un hervor a la miel con el agua y posteriormente vertimos este líquido sobre la fuente de las torrijas. Dejar que se enfríen unas horas y cuando las vayamos a servir escurrirlas con una espumadera antes de ponerlas en el plato.

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.