Fotografía profesional, una gran ayuda para el mundo de la gastronomía

Fotografía: José Salto

Fotografía profesional, una gran ayuda para el mundo de la gastronomía

La gastronomía lleva experimentando un ‘boom’ desde ya hace unas décadas y gran parte de este auge viene de la mano de una actividad que también se ha especializado en este entorno como es la del fotógrafo de alimentos. Un profesional de la fotografía seguro que ha adquirido a lo largo de su trayectoria una amplia experiencia que le permite tener una marca propia de su excelente trabajo.

Pero como todo en este mundo globalizado, la especialización ha ido permitiendo el que los profesionales se puedan dirigir a un determinado segmento dentro de su actividad global. Y en el caso de la gastronomía, con un claro aumento de la actividad y de protagonismo a nivel reconocimiento social, abrió una oportunidad muy clara para que los fotógrafos se pudieran especializar en ella. Por este motivo es cada día más habitual encontrarnos con profesionales fotográficos que se centran en la realización de fotografías vinculadas a alimentos, platos, chefs y temas de gastronomía en general.

La globalización también tiene un hándicap, y es el hecho de que la expansión en el uso de telefonía móvil, con el uso de las cámaras fotográficas de los dispositivos, ha hecho que cualquiera se pueda considerar un fotógrafo. Y nada más lejos de la realidad.

La foto de un plato, es más que el hecho de que se vea bien, tenga buen color, nitidez,…, algo que lo puede hacer un móvil el solo en estos tiempos. La fotografía de un plato debe transmitir, comunicar, tener una composición determinada en la que cada uno de los elementos que sale tenga su por qué y permitan transmitir cada uno algo y que contribuyan además al conjunto, algo que sin duda no lo hace un teléfono móvil, sino que es algo que lo hace la persona que realiza la fotografía.

Muchos nos conformamos con que nuestras fotos se vean bien, pero no tenemos en cuenta la mayoría de las veces que con una fotografía debemos comunicar no solo dar una imagen. Y es aquí donde los profesionales fotográficos de alimentos entran a jugar su gran importancia ya que consiguen tener una visión que los demás no tenemos ya que, para eso, son profesionales fotográficos.

Cada día es más común encontrarnos con un fotógrafo profesional de Madrid, de Barcelona, de Valencia o de cualquier localidad que se especialice en la fotografía gastronómica, ya que los chefs, restaurantes y demás actividades vinculadas saben que no es suficiente el presentar su trabajo solo con buenas fotos en términos de calidad, sino que deben comunicar, transmitir y generar en el que las ve la necesidad de ver en persona lo que aparece en la foto.

Lo de que una imagen vale más que mil palabras es una gran verdad, pero en el caso de la fotografía de alimentos, es aun mayor el número de palabras que vale. No en vano hay que tener en cuenta que la fotografía gastronómica no solo transmite la forma de elaborar un determinado plato o receta, sino que al final transmite la personalidad de quién lo elabora, con lo cual la realización de una foto no puede dejarse en manos de cualquiera ya que puede significar sin duda el éxito o el fracaso de una actividad gastronómica. Un muy buen chef y un muy buen plato, necesitan de un profesional especialista que sepa transmitir lo que el propio chef quiere hacer llegar en esa elaboración, cosa para la que no todos somos aptos, por muy buen móvil o cámara fotográfica que tengamos.

loading...