Hablando de vinos y uvas: ‘La Pinot Noir’ (21)

Racimo de Pinot Noir

Pinot Noir en Moldavia

En Hablando de vinos y uvas nos ocupamos hoy de la Pinot Noir, para muchos, la uva con mayor potencial de crecimiento en cuanto a cultivo que tenemos ahora en el mundo.

La Pinot Noir o Pinot Nero, Pinot Negro, Spätburgunder o Blauburgunder es la uva por excelencia del vino tinto de la Borgoña. Pero su proliferación a nivel mundial ha sido tal que se puede encontrar en prácticamente todo el mundo, desde la zona occidental de Alemania, Hungría, Moldavia o norte de Italia en Europa, a Chile en Sudamérica, Australia y Nueva Zelanda en Oceanía, Sudáfrica, o muchas de las zonas de los USA como California u Oregón.

Recibe el nombre de Pinot, porque los racimos tienen esa forma, de cono de pino. Variedades además hay muchas, como son la Pinot Gris, Pinot Blanc, Pinot Meunier, Aligoté y el homólogo en vino blanco de la Pinot Noir como es la archiconocida Chardonnay .

Es una varietal que necesita de muchos cuidados y de conocimientos para poder sacarle el máximo potencial a la vid pero los resultados en esos casos son espectaculares. Cada zona donde se cultiva quiere imponer sus vinos como las características diferenciadoras de esta varietal, pero si nos fiamos por la historia, será lo correcto indicar que las características de la Pinot Noir más pura son las de la Borgoña.

Lo cierto es que clasificar solo de una forma a estos vinos es muy difícil ya que puede darnos vinos muy diferenciados, desde las que poseen perfumes intensos a tierra, pasando por vinos donde lo que más caracteriza es la acidez o incluso a aquellos donde los toques a caramelos son lo más destacado.

Lo que si es cierto es que son vinos que muestran a la perfección el terroir de donde han salido. Puede que en eso sea de las varietales más intensas y que mejor transmiten al vino el tipo  de terreno en el que se han cultivado.

Las Pinot Noir de otras zonas no francesas, acaban siendo peculiares y propias de esa zona, por eso la gran controversia de cuales son las características de esta uva.

Lo que es casi siempre común es cierto toque a cuero y a violetas.

Ahora bien, el terreno y las condiciones climatológicas hacen grandes diferencias. Las temperaturas más frías conducen a sabores de frutas frescas, mientras que las fermentaciones más largas, más cálidas dan vinos con mayor estructura de taninos. Con el fin de retener la mayor cantidad de caracteres Pinot como sea posible, muchos productores han recurrido a la viticultura biodinámica, evitando el uso de fertilizantes comerciales que pueden perturbar el equilibrio químico sensible de la variedad.

 

Deja un comentario