Lo que queremos decir con ‘este vino tiene corcho’

Lo que queremos decir con 'este vino tiene corcho'

Lo que queremos decir con ‘este vino tiene corcho’

Lo que queremos decir con ‘este vino tiene corcho’, una frase que se suele emplear y que, en muchos casos, no tenemos conciencia de lo que significa.

Si oímos que alguien dice ‘este vino tiene corcho’ después de catarlo, o dicho de otra forma, está acorchado o sabe a corcho, el mensaje no es tan literal como parece. Lo que significa realmente es que este que podemos denominar como ‘efecto corcho’, proporciona al vino un olor y sabor húmedo y mohoso que es debido a una infección de bacterias que ha contagiado al corcho, y que de éste pasa al vino.

La culpa de esto la tiene lo que los expertos llaman TCA (Pentaclorofenol, o Tricloroanisol), que puede estar en el corcho incluso antes de sacarlo del alcornoque.

Esto puede deberse al exceso de uso de productos insecticidas directamente sobre el árbol, por ejemplo, o al agua clorada que se usa para esterilizar los corchos. Conscientes de ello, los elaboradores tienen un gran cuidado en lo que a higiene y calidad se refiere, además de llevar a cabo exhaustivos proyectos de investigación.

Si os preguntáis si esto puede afectar a la salud del ‘bebedor’, os diré que no. No es algo que sea tóxico para la salud ni que nos vaya a sentar mal de alguna otra manera. El olor o sabor a corcho en si mismo es un defecto, pero no algo insalubre.

 

Fuente: marquesdemurrieta.com

 

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.