Risotto de pollo con verduras de otoño y MV (multivarietal) tinto de Pago Dehesa del Carrizal

IMG_20151016_152253-1

Otro maridaje que os traemos a nuestra sección ‘Maridajes’, en el que os proponemos una receta sencilla y rica con un vino que nos parece ideal para potenciase ambas cosas, la comida y la bebida.

En esta ocasión hemos escogido un Risotto de pollo con verduras de otoño, optando por un vino tinto pero de los que posean carácter y personalidad propias y hemos optado por este MV (multivarietal) 2011 de Pago Dehesa del Carrizal.

Sabemos que muchos os habríais decantado por un vino blanco al tratarse de un risotto, pero nosotros en esta ocasión hemos elaborado en la receta un ‘falso risotto’, ya que no hemos empleado queso para conseguir la cremosidad del arroz, sino que hemos empleado una combinación de mostaza de Dijón y de salsa de soja. Por ese motivo el arroz queda como un risotto pero posee un sabor diferente. Un vino blanco quizás a priori pegaría más con un risotto, pero consideramos que en este caso se potencia más el sabor del pollo y las verduras con un vino tinto con crianza, de ahí que hayamos optado por este multivarietal que hemos catado recientemente.

Veamos la receta:

  • 300 gramos de pollo (media pechuga)
  • 250 gramos de champiñones enteros
  • Taza y media de arroz redondo
  • 1 pimiento rojo
  • 100 gramos de guisantes
  • 2 zanahorias medianas
  • Dos cucharadas de motaza de Dijon
  • Dos cucharadas de salsa de soja
  • 3 Dientes de ajo
  • Media cebolla
  • Sal
  • Pimienta blanca
  • Perejil
  • Tomillo
  • Aceite de oliva
  • Agua

IMG_20151016_152355-1

Lo primero es cortar los ingredientes: el pimiento en tiras, la cebolla también en tiras, las zanahorias en trozos muy pequeños y el pollo en dados de unos dos centímetros de lado. Los champiñones si son pequeños se dejan enteros y si son de más tamaño se cortan en dos.

Con dos dientes de ajo los echamos por encima del pollo, salpimentamos y añadimos perejil muy picado y una pizca de tomillo. Reservamos.

En una paellera ponemos un poco de aceite de oliva y echamos el tercer diente de ajo muy picado, el pimiento rojo en tiras y la cebolla y rehogamos un poco. Cuando estén con tono dorado, echamos el pollo que habíamos adobado. Rehogamos todo y cuando veamos que el pollo tiene color dorado, echamos la salsa de soja y revolvemos. Añadimos el arroz y rehogamos todo un minuto. A continuación añadimos la mostaza y revolvemos todo un minuto para que quede bien impregnado. Se hecha agua equivalente al doble de medidas de arroz y se rectifica de sal. Se pone a fuego bajo.

En una sartén casi sin aceite salteamos los champiñones con un poco de pimienta y perejil. Y cuando el arroz esté a medio hacerse, se le añaden junto a los guisantes. Esperamos a que el arroz esté hecho y sacamos del fuego y tapamos con un paño.

Solo nos quedará emplatarlo.

IMG_20151016_152424-1

¿Por qué este vino de maridaje?

Habíamos probado recientemente este vino, MV 2011 de Pago Dehesa del Carrizal, un vino tinto elaborado con las uvas Syrah, Tempranillo, Merlot y Cabernet Sauvignon. Es por lo tanto un vino complejo en sensaciones en el cual cada tipo de uva le aporta algo, siendo cada copa o trago que tomemos diferente al anterior dependiendo de con que lo estemos acompañando. Además, al ser un vino de entrada en boca suave, nos parece ideal para maridaje con comidas. Por ese motivo nos decantamos para que fuese la pareja de este risotto, ya que la combinación de sabores que posee se potenciará mucho con este vino dependiendo si estamos tomando más arroz, más pollo o más verduras.

O sea, un vino con personalidad y carácter que combina perfectamente con el plato en su conjunto y con cada uno de sus componentes por separado (arroz, carne y verduras de otoño como los pimientos y los champiñones).

IMG_20151016_152229-1

IMG_20151015_223241-1

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.