Conflicto en el mundo del vino entre Francia y España, cifras del conflicto

Conflicto en el mundo del vino entre Francia y España, cifras del conflicto

Conflicto en el mundo del vino entre Francia y España, cifras del conflicto

Conflicto en el mundo del vino entre Francia y España, cifras del conflicto que genera que los viticultores franceses realizan actos de vandalismo contra los vinos españoles, tanto en los medios de transporte como en las cadenas de establecimientos minoristas.

Veamos las cifras del vino a granel que importa Francia:

Con diferencia, es España el país máximo proveedor de vino a granel. Nueve veces más en cantidad que Italia y 18 veces más que Sudáfrica en el año pasado 2016, que son el segundo y tercer país que más vino exportan a granel a Francia.

Se podría decir que más del 80% del vino a granel que importa Francia es español.

Hasta ahí la cosa queda clara y no deja precisamente el vino español en buen lugar.

Pero a esto hay que añadirle el gráfico de los precios a los que importa el vino a granel Francia:

España es también, con mucha diferencia, el país que más barato exporta a Francia el vino a granel con un precio medio de 0,38 USD/l. Le siguen con 0,53 y 0,54 Italia y Sudáfrica, los dos mismos países que están también en el ranking por volumen. Esto queda claro que, si se quiere exportar volumen hay que ir a precios.

El problema radica es que a estos precios, los agricultores franceses no pueden elaborar vino a granel porque les sale más caro que el comprarlo directamente a España.

Conflicto en producción

Hablamos de dos de los tres países grades productores de vino en el mundo (el primero es Italia). Si España necesita exportar esta cantidad de vino a granel a estos precios, es debido por un lado a que el excedente de producción de este tipo de vino es brutal, pero por otro, a que la demanda en Francia existe de este tipo de vino, nos imaginamos porque la mayoría de los vinos elaborados en Francia son embotellados y no a granel.

Pero esta situación deja en ‘casi quiebra’ a los viticultores y cooperativas de determinadas zonas de Francia donde su mayor producción se destina al granel. Zonas como Burdeos o Borgoña, no tienen problemas de que entre demasiado vino a granel tirado de precio porque no es su segmento. Pero esto no ocurre en otras zonas, como por ejemplo el Languedoc, donde hay mucha producción del vino a granel.

Los viticultores galos acusan a los españoles de competencia desleal y también a las autoridades francesas de no proteger la producción nacional francesa.

No obstante, como todo servicio o producto en ‘libre mercado’, esto no es más que una ley de ajuste de oferta y demanda.La oferta de un gran volumen de vino a granel español es elevada y barata porque lo demandante francés así lo pide. Esto no incumple ninguna ley. Lo que si incumple la ley es la de vetar la libre circulación de mercancías por los países de la UE. Y eso es lo que están haciendo los viticultores franceses y que, desde hace años, llevan haciendo con muchos productos de la huerta española con la total permisividad de las autoridades europeas.

El libre mercado o la economía capitalista no puede estar solo para cuando nos conviene, señores viticultores franceses. Si se sienten perjudicados realicen sus reclamaciones correspondientes a su gobierno y, por extensión, a la UE.

No es que sea un orgullo para la imagen del vino español el ser los máximos exportadores de vino a granel del mundo, pero si existe demanda, siempre puede haber un oferente que le interese al precio que se negocie. Si no están de acuerdo, o que no produzcan tanto vino a granel los franceses o que bajen el precio.

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.