Denominación de Origen La Mancha: cosecha de calidad histórica en 2014

La tinta tempranillo, una de las primeras en ser vendimiadas en La Mancha0

Con un porcentaje sensiblemente inferior a la campaña anterior, la vendimia manchega entra en el último tercio de su cosecha con la recogida de la blanca airén

Si el 2013 marcó un hito en la cantidad de producción debido a las abundantes lluvias que hubo ese año, el 2014 probablemente lo hará en lo que a calidad respecta. Si se confirman los resultados de las primeras elaboraciones de vino en rama de variedades blancas y tintas, es prácticamente seguro que la cosecha de 2014 sea calificada como excelente.

Una vendimia que, presenta además unas proporciones muy diferentes a las circunstancias del año pasado. Así, dependiendo de cada una de las zonas de las cuatro provincias (Albacete, Cuenca, Ciudad Real y Toledo) que integran La Mancha, en términos generales, el porcentaje de descenso se constata en una disminución superior al 20 % de la producción; en algunas zonas lo sitúan entre el 30 y el 40 %.

Técnicos y enólogos, consultados por la Interprofesión de la Denominación de Origen La Mancha coinciden, en señalar la calidad excepcional del fruto entrante en las bodegas. Las uvas están completamente sanas, ya que no ha habido ningún tipo de enfermedad que haya afectado a la planta, siendo la maduración perfecta, con unos buenos contrastes térmicos considerables entre el día y la noche, en el periodo anterior a la cosecha. Además, pese a la sequía estival, las reservas de la planta han tenido una capacidad suficiente para el desarrollo adecuado del fruto, incluso los secanos. De hecho, las graduaciones medias son las idóneas, superando los 11,5º baumé en el blanco airén, y situándose por encima de los 13º baumé en tintos como el tempranillo.

No se han dado enfermedades en la uva, que presenta un estado óptimo0

Así, por ejemplo, en Campo de Criptana, desde Bodegas del Saz, su gerente, Vidal del Saz, destaca “la buena calidad para los tintos en esta vendimia.”, asegura que “la uva está entrando bonita, sana, espectacular, y con grado de maduración óptimo.” Ese grado será clave según Jesús Sánchez Mateos, de Bodegas La Tercia de Alcázar de San Juan “porque hará que los vinos tengan más cuerpo y más intensidad”. Opinión que coincide con la de Manuel Arroyo, gerente en Bodegas Símbolo, también de Campo de Criptana, quien destaca sobre todo “la calidad de los mostos”. En cooperativas de gran envergadura como Virgen de las Viñas, de Tomelloso, “están muy contentos con la entrada de varietales como la chardonnay, muy bien de maduración o la sauvignon blanc, con aromas muy característicos”, informa Isidro Rodríguez, su director técnico, para quien “la cosecha podría ser declarada como excelente”.

En la provincia oriental de Cuenca, municipios como El Provencio, David García, del departamento de sanidad vegetal, en bodegas Canforrales informa que “la cantidad de uva está entrando mucho más homogénea, sin enfermedades criptogámicas y con un grado de maduración óptimo”.

En la provincia toledana, municipios como Quintanar de la Orden, con bodegas Leganza, creen “ que con la sanidad con la que ha entrado la uva puede decirse que la podredumbre ha sido mínima”, afirma su director técnico, Pedro Pablo Regidor; se debe a que “ha sido un verano muy equilibrado sin tratamiento para la vid”, apunta Miguel Ángel Ortega, de la Cooperativa Nuestra Señora del Pilar, de la localidad toledana de Villanueva de Alcardete, donde se muestran optimistas. Allí, Mari Carmen Ballesteros, de Bodegas Latúe cree que “habrá una producción de uva menor que el año pasado, pero será una cosecha muy buena”. “Será un año de buenos vinos”, para Manuel García de la Cruz, de Bogarve 1915, de Madridejos, una de las bodegas en arrancar la vendimia a principios de agosto. Casi en idénticas fechas que Bodegas Lozano, de Villarrobledo, en la provincia de Albacete.

Vendimia de tinto de secano en Campo de Criptana, Ciudad Real0

De esta manera, la uva blanca airén junto a algunas variedades de tinta de maduración más tardía como la petit verdot o la cabernet sauvignon marcan la recta final de la vendimia en La Mancha, cuyos primeros caldos estarán ya embotellados, listos para mercado, en noviembre, que serán presentados a finales de mes, en Madrid, haciendo bueno el refrán: “para San Andrés, el mosto vino nuevo es”.

 

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.