Nueva vacuna previene el herpes en ratones y cobayas

Nueva vacuna previene el herpes en ratones y cobayas

Investigadores de la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania han desarrollado una vacuna para proteger contra el herpes genital. Probada en ratones y cobayas, la inmunización condujo a una «inmunidad principalmente esterilizante» del virus, el tipo más fuerte de inmunidad. Los resultados del estudio se publican hoy en Science Immunology

En el estudio, los investigadores administraron la vacuna desarrollada por Penn a 64 ratones y luego los expusieron al herpes genital. Después de 28 días, se encontró que 63 de los ratones tenían inmunidad esterilizante, lo que significa que no había rastros de infección o enfermedad por herpes después de la exposición. El ratón restante desarrolló una infección latente sin ninguna enfermedad genital previa. Del mismo modo, 10 cobayas , que tienen respuestas a las infecciones por herpes que se parecen más a las de los humanos, también recibieron la vacuna y se expusieron al virus. Ningún animal desarrolló lesiones genitales y solo dos mostraron evidencia de que se infectaron, pero la infección no estaba en una forma en que los animales pudieran transmitir el virus.

«Estamos sumamente animados por el efecto inmunizante sustancial que nuestra vacuna tuvo en estos modelos animales», dijo el investigador principal del estudio, Harvey Friedman, MD, profesor de Enfermedades Infecciosas. «En base a estos resultados, esperamos que esta vacuna pueda traducirse en estudios en humanos para evaluar tanto la seguridad como la eficacia de nuestro enfoque».

Sobre la base de los enfoques de muchos investigadores de vanguardia en cáncer e inmunoterapia, el equipo de Penn llenó su vacuna con ARN mensajero específico (ARNm), que puede crear las proteínas necesarias para una respuesta inmune fuerte. Esta vacuna estimula tres tipos de anticuerpos: uno que impide que el virus del herpes ingrese a las células y otros dos que aseguran que el virus no «desactive» las funciones protectoras del sistema inmune innato. Este enfoque difiere de otras vacunas contra el herpes, que a menudo solo se basan en bloquear la entrada del virus como el modo de atacarlo.

Esta vacuna fue desarrollada con fondos del NIH y como parte de una colaboración entre Penn Medicine y BioNTech, establecida en octubre de 2018, para investigar y desarrollar vacunas de ARNm para diversas enfermedades infecciosas.

El herpes genital, también llamado virus del herpes simple tipo 2 o HSV-2, es la enfermedad de transmisión sexual más común. Aproximadamente el 14 por ciento de los estadounidenses de 14 a 59 años, y el 11 por ciento de las personas en el mismo rango de edad en todo el mundo, están infectados. El HSV-2 puede provocar llagas dolorosas, que pueden extenderse a otras áreas del cuerpo. El virus aumenta el riesgo de contraer el VIH y las mujeres embarazadas infectadas pueden transmitir el herpes a su feto, o más comúnmente, a su bebé durante el parto.

«Junto con los síntomas físicos, el HSV-2 tiene un costo emocional», dijo Friedman. «Las personas se preocupan por la transmisión de la enfermedad, y ciertamente puede tener un efecto negativo en las relaciones íntimas».

Dado que el herpes está muy extendido pero a menudo no se detecta, ya que solo es visible durante un brote, los investigadores dicen que una vacuna exitosa sería invaluable para muchos adultos en todo el mundo.

.

loading...