¿Por qué ha subido el precio del aceite de oliva de forma exagerada en las últimas dos semanas?

olive-oil-507129_640

Justo la semana pasada, cuando el MAGRAMA comenzó una campaña enfocada al fomento de la Dieta Mediterránea y a las bondades del aceite de oliva, de la cual nosotros nos hemos negado a hablar en este magazine por parecernos un abuso a la ciudadanía, va y nos encontramos con un artículo publicado en la Web DOEspaña.com con el título de ‘Retraída las ventas del aceite de oliva por la subida de precios’ y que es elaborado por efeagro, en el cual se deja bien claro la caída en el consumo del aceite de oliva en lo que va de año, lo cual siembra muchas dudas del interés real que hay detrás de la exagerada subida en los precios que ha experimentado en las dos últimas semanas este producto.

¿Qué interés tiene el MAGRAMA en promover una campaña sabiendo que los consumidores van a sufrir un castigo en el bolsillo desmesurado por los elevados precios del aceite de oliva? ¿Es que no cuadran las cifras de exportaciones y tenemos que tragar los ciudadanos con lo que no venden y, aun encima, más caros que hace 3 semanas?

Cualquiera que haya ido a hacer ‘la compra’ desde mediados de septiembre para acá, se ha dado cuenta en el abuso en la subida de los precios del aceite de oliva. Deben de creerse las palabras que suenan por ahí ‘de que ya hemos salido de la crisis’ y de ‘que se ve la recuperación’. Pero el hecho es que las subidas llegan al 30% del precio (que ya era caro) de un día para otro.

¿Queréis datos?

Pues parece ser que los envasadores adheridos a la patronal Anierac han comercializado 232,65 millones de litros de olivas y olivas vírgenes en los ocho primeros meses del año, lo que supone una caída del 8,20 % respecto al mismo período del año anterior. En concreto, de los primeros se vendieron 128,08 millones de litros (-3,81 %) y de los segundos, 104,56 millones (-9,62 %).  Y claro, la solución no es abaratar los precios, no, es subirlos y que el MAGRAMA saque una campaña promocionando el consumo, con cargo claro está, al dinero público.

Nadie pone en duda las bondades del aceite de oliva frente a otros tipos de aceite, pero el que ‘nos lo metan por los ojos’ como lo mejor del mundo y se aprovechen para una subida exagerada de los precios es un abuso permitido por las Administraciones Públicas. Deberían de intentar ‘colarnos menos bondades’ y hacer que tuviese un precio accesible a todas las familias.

 

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.