Un vaso de vino tinto antes de un cigarrillo reduce el daño vascular y el envejecimiento celular producido por el tabaco

Un vaso de vino tinto antes de un cigarrillo reduce el daño vascular y el envejecimiento celular producido por el tabaco

Un vaso de vino tinto antes de un cigarrillo reduce el daño vascular y el envejecimiento celular producido por el tabaco

Un vaso de vino tinto antes de un cigarrillo reduce el daño vascular y el envejecimiento celular producido por el tabaco. Así lo indica un estudio realizado por la Universidad del Sarre en Homburg y siempre y cuando se considere el caso de un fumador esporádico.

Con esto no animamos a que cuando se sale de vinos a la gente le de por fumar porque no influye en la salud.

Un estudio de la Universidad del Sarre en Homburg, Alemania, centrado en los fumadores ocasionales, indica que beber un vaso de vino tinto antes de encender un cigarrillo reduciría el daño debido al consumo de tabaco, gracias a los compuestos químicos del vino.

Esto es debido a que, en el corto plazo, se puede «prevenir» la pérdida asociada con el tabaquismo de las sustancia de las paredes arteriales, como plaquetas y glóbulos blancos, con el aporte del vino.

La investigación se realizó en 20 personas sanas, no fumadoras. La mitad de ellos bebieron una copa de vino una hora antes de la inhalación del humo del cigarrillo. Se encontró un beneficio frente a los que no habían bebido, al producirse una menor inflamación del sistema vascular así como una desaceleración del proceso de envejecimiento de las células, unido a la enzima telomerasa, que por lo general se acelera después de fumar.

La duda que se plantea es si se podrán plantear los mismos resultados en fumadores habituales. Esperaremos noticias.

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.