Risotto al azafrán o a la milanesa

risotto al azafran

Risotto al azafrán o a la milanesa

Empezamos la semana con un risotto al azafrán que también es conocido como risotto a la milanesa, típico en la cocina italiana, que no posee una gran complejidad de ingredientes pero si que hay que tener algo de mano a la hora de elaborarlo.

Tendremos un arroz con color amarillo,  que lo tostaremos con un sofrito de cebolla y aceite al que le vamos añadiendo poco a poco el caldo para conseguir nuestro risotto (ya común al resto de risottos que os traemos en este magazine).

Echaremos el queso parmesano, fundamental, y el condimento diferenciador será el azafrán.

Veamos los ingredientes que necesitamos para este Risotto al azafrán o a la milanesa:

  • 350 gramos de arroz arbóreo
  • 60 gramos de mantequilla
  • 200 ml de vino blanco seco
  • una cebolla
  • 750 ml de caldo de verduras o de carne (a elegir)
  • 30 gr de queso parmesano
  • pimienta
  • sal
  • azafrán
  • 100 ml de agua

Lo primero es picar muy menuda la cebolla y echar el azafrán en un baso de 100 ml de agua caliente.

En una olla express echamos 40 gramos de mantequilla y la derretimos y cuando ya esté echamos la cebolla y la salteamos unos minutos. A continuación echamos el arroz, bajamos el fuego y tostamos todo dándole vueltas. Añadimos el vino, revolvemos y esperamos a que se evapore el alcohol.

Llevamos el caldo a ebullición en otra olla y cuando esté empezamos a echarlo a la olla del arroz y vamos revolviendo hasta que todo el caldo esté completamente volcado.

Cerramos la olla express y ponemos a fuego vivo hasta que comience a echar vapor, momento en el que bajaremos el fuego a nivel bajo y dejaremos 4 minutos cociéndose.Apagamos y dejamos que eche todo el vapor. Revolvemos con una cuchara de palo el risotto  añadimos el vaso de agua en el que habíamos echado el azafrán y revolvemos todo. Echamos los 20 gramos de mantequilla que nos quedaban y seguimos revolviendo.

Ya solo nos queda el queso parmesano que iremos echando a medida que revolvemos en la olla.

Salpimentamos y a servir. Lo podemos tomar solo o acompañarlo de muchas cosillas, desde algo de carne, a algún pescado a la plancha o incluso con sushi.

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.