Bizcocho de la abuela con salvado de trigo, psyllium y semillas de chía

Bizcocho de la abuela con salvado de trigo, psyllium y semillas de chía

Bizcocho de la abuela con salvado de trigo, psyllium y semillas de chía

Hoy os dejamos esta variante del tradicional, archiconocido y más que sabroso bizcocho de la abuela, al cual le hemos añadido un toque más digestivo como es añadirle salvado de trigo, psyllium y semillas de chía.

Y es que en ocasiones pecamos de que comemos un trozo de este bizcocho de postre, tras una copiosa comida, con lo que nos sentimos pesados y con difícil digestión o, simplemente, nos cogemos un trozo para acompañar un café de grandes dimensiones con lo cual nos llenamos. Por ese motivo hoy os traemos esta versión este Bizcocho de la abuela con salvado de trigo, psyllium y semillas de chía. Como podréis comprobar si os animáis a hacerlo, el sabor no se ve variado en ningún momento, pero si que os sentiréis mucho más ligeros a la hora de hacer la digestión, con lo cual tiene ‘un peligro’, y es que nos aprovechemos de eso para coger un trozo más grande :-).

La receta es muy sencilla como váis a ver y solo tenemos que tener cuidado en medir bien la cantidad de nuestros ingredientes ya que lo que no podemos hacer es poner de más e este complemento porque sino la masa no se compactará de forma adecuada.

Nosotros hemos escogido el producto LAX Bio de El Granero Integral, ya que es la marca que habitualmente usamos de productos ecológicos y saludables en diferentes recetas y siempre nos ha dado resultados excelentes además de disponer de una gran gama de productos de todo tipo, ya sean para entrantes, platos, postres o incluso desayunos. Podéis ver más Vídeo recetas con muchos de sus productos que seguro que os van a encantar.

La receta que os dejamos hoy es que está buenísima además de resultar más saludable que la tradicional y veréis como el estómago os lo agradece.

Vamos con los ingredientes.

  • 4 huevos
  • 350 gr de azúcar
  • 300 gr de leche
  • 200 gr de aceite de girasol
  • 400 gr de harina
  • Ralladura de una naranja y de un limón
  • Un sobre de levadura
  • Una cucharadita de café de bicarbonato
  • Una pizca de sal
  • Dos cucharadas soperas de nuestro LAX Bio de El Granero Integral

Además, mantequilla para engrasar el molde.

Elaboración

Lo primero es coger nuestro molde, que ha de ser grande (12 cm x 22 cm mínimo) y lo engrasamos. Lo dejamos a un lado.

Cogemos un bol grande y ponemos las yemas de los huevos  añadimos el azúcar y lo batimos todo muy bien A mano o con máquina). Le añadimos a continuación el aceite y la leche y seguimos revolviendo. Por último en este punto, añadimos las ralladuras de la naranja y del limón. Batimos todo y dejamos un minuto reposar.

Es el momento ahora de la modificación que añadimos nosotros en esta receta, ya que echamos la harina, la levadura y el bicarbonato y seguimos batiendo y, sin parar de hacerlo, vamos añadiendo muy lentamente las dos cucharadas de LAX Bio (sin dejar de remover ni un momento ya que conseguiremos así la integración perfecta.

Dejamos reposar mientras montamos las claras de los huevos con una pizca de sal hasta que queden consistentes y la vertemos encima del bol mezclándolo bien con movimientos envolventes para conseguir que las claras montadas se bajen lo menos posible.

Cogemos nuestro molde y ponemos todo el contenido y para el horno, sin precalentarlo. Irá entre 45 y 50 minutos a 180º (cuidado con los hornos que no todos calienta igual). Lo pondremos a la altura media.

Pasado ese tiempo lo pinchamos y si sale seco el palo, ya lo tenemos.

Veréis al corte como ni se percibe la presencia de nuestro añadido pero os aseguramos que cuando estéis en plena digestión si que comprobareis la diferencia con el mismo bizcocho sin esta variante que hemos añadido.

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.