Croquetas de pollo picantes

4

Hoy traemos un clásico de la mano de nuestro amigo Sergio y su rincón, pero con un toque diferente. Hablamos de estas Croquetas de pollo picantes, con lo cual no olvidéis de poner a enfriar un vino o una cervecita porque nos va a hacer falta.

Como ya sabéis, en este magazine no tenemos medida a la hora de hacer los platos cuando son tradicionales, así que en esta ocasión vamos a poner los ingredientes para hacer unas 45 croquetas de unos 45 gramos cada una, con lo cual, si queréis hacer más o menos, o cambiáis los pesos o aumentáis proporcionalmente los ingredientes:

Ingredientes:

  • 1l de Leche entera
  • 200gr de pollo cocido ( de los restos de la carcasa del pollo que usamos para el caldo)
  • 1 Zanahoria cocida ( de las que ponemos para hacer caldo también)
  • 180gr de Aceite de oliva virgen
  • 180gr de harina de trigo
  • Perejil Fresco
  • 3 guindillas cayenas
  • 2 dientes de ajo
  • 2gr de pimienta blanca
  • 2gr de Nuez moscada
  • 13gr de Sal
  • 4 Huevos grandes
  • 350gr de Pan rallado grueso
  • Abundante aceite de girasol para freír
  • Chutney de Manzana para acompañar

2

Lo primero de todo es dejar atemperar las carcasas de pollo una vez que hayamos terminado de hacer el caldo. Cuando podamos tocarlas con la mano sin quemarnos comenzamos a separar la carne del hueso con cuidado de que no quede ningún huesecillo con los que podamos atragantarnos. Lo desmenuzamos bien con las manos y lo mezclamos con la zanahoria cocida picadita.

Ponemos en una olla el aceite de oliva y lo calentamos a fuego medio-alto, añadimos los ajos picados y las guindillas cayenas desmenuzadas, dejamos que se doren e incorporamos la harina que rehogaremos bien durante un minuto, pasado este tiempo pondremos la mitad de la leche del tiempo y con ayuda de una varilla mezclaremos bien hasta que tengamos una pasta pesada y lisa sin grumos y entonces añadiremos la otra mitad de la leche junto al pollo, la zanahoria, las especias y la sal, volvemos a mezclar con la varilla hasta volver a tener una masa homogenea y pesada que ya no podamos manipular con la varilla y entonces comenzaremos a usar una espátula de goma ( lengua) removiendo sin parar hasta que la masa se separe de las paredes de la cazuela sin problemas, volcaremos sobre una fuente y taparemos con film transparente pegado a la masa para que no genere humedad ni se reseque. Dejamos enfriar al menos 6 horas antes de usarla pero es mejor que la dejes enfriar de un día para otro.

Batimos los huevos y lo sazonamos, preparamos un bol con pan rallado y otro con harina y uno más vacío donde pondremos un colador para colar las croquetas del huevo y así agilizar el proceso de empanado.

Dividimos la masa en 3 partes y amasamos dichas partes enharinando una superficie lisa como si fuera una masa de pan hasta que no tenga grietas, hacemos un churro de masa de un grosor de croqueta y cortamos las croquetas con un peso de unos 35gr, formamos bolas y las damos forma de croqueta y las vamos pasando por harina, huevo y pan rallado.

Las freímos en abundante aceite caliente a 180ºc hasta que estén bien doradas, las sacamos a una bandeja con papel absorvente para quitar el exceso de grasa y las servimos sobre unas hojas de lechuga para que no salgan rodando y un poco de Salsa de Chutney de Manzanas que le va genial pues le aporta un toque dulce, ácido y fresco.

5

Sergiorecetas interior

Deja un comentario