Raxo con patatas

IMG_20150828_152100

Raxo con patatas, os dejamos el nombre del plato como lo podréis encontrar en cualquier carta de restaurante o tabla de pinchos de bar, es un clásico dentro de la gastronomía de la carne en Galicia. En muchos sitios de España se llama Rajo con patatas, pero en Galicia adquiere una diferenciación porque se hace de distinta forma que en el resto del país.

Mucho es debido al adobo que se emplea que lo convierte en una verdadera delicia para los amantes de la carne.

El raxo o rajo, no deja de ser lomo de cerdo que se corta en dados o cuadrados y que recibe un adobo y maceración previa a su realización de unas ocho horas para que toda la carne se impregne del sabor del adobo. Se frie y se acompaña de patatas fritas y, en esta ocasión, nosotros lo acompañamos también de pimiento rojo.

Si lo hacemos bien, la carne nos tiene que quedar jugosa y desahacerse en la boca al morderla, con lo que no debemos de pasarla mucho en la sartén al freirla.

Ingredientes (4 personas normales :-))

  • Un kilo de lomo de cerdo
  • 4 ramas de perejil
  • 2 dientes de ajo
  • un buen puñado de sal gorda
  • 1/2 cucharada de pimentón picante
  • 1 cucharada de orégano
  • Aceite de oliva
  • Vino blanco

En esta ocasión nosotros le añadimos las patatas que pondremos fritas y un pimiento rojo cortado en tiras no muy largas.

Elaboración

Ya os dijimos que se necesita preparación del día anterior. Lo primero es quitar el exceso de grasa del lomo si lo tuviese y lo cortamos en trozos cuadrados que luego freiremos con lo cual haceros una idea del tamaño de los trozos para que sean un bocado (unos cuadrados de unos dos centímetros).

Se pone en un bol y echamos todos los ingredientes del adobo: perejil bien picadito, los ajos que habremos machacado en un mortero, ponemos la sal, el pimentón picante y el orégano.

Añadimos aceite de oliva (medio vaso) y otro medio vaso de vino blanco.

Revolvemos todo para que se empape y tapamos entre 8-12 horas.

Truco al freirlo: siempre en aceite de oliva, hay quien una vez rehogado (unos cuatro minutos a fuego vino) echa medio vaso de vino y espera otro tanto para su reducción.

Con o sin vino está espectacular. Añadimos patatas fritas y pimiento rojos (estos últimos opcionales).

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.