Costillas en salsa agridulce a la cerveza con champiñones al vino blanco

Costillas en salsa agridulce a la cerveza con champiñones al vino blanco

Costillas en salsa agridulce a la cerveza con champiñones al vino blanco. Ya sé lo que estás pensando, si habremos bebido algo mientras hacíamos la receta, y lo cierto es que si.

Es una receta muy sencilla a la que hemos acompañado de un poco de arroz basmati vaporizado, ideal para ensaladas y guarniciones como es este el caso. Ojo con este arroz que para hacerlo se necesita una relación de 1 a 3 de arroz y agua.

Ingredientes para 4 personas de estas Costillas en salsa agridulce a la cerveza:

  • 800 gr-1 kilo de costilla fresca de cerdo
  • 400 gr de champiñones
  • 200 gr de arroz basmati vaporizado
  • una cebolla mediana
  • una cucharada de mostaza
  • una cucharada de miel
  • un vaso de vino blanco
  • una cerveza de 33 cl.
  • pimienta blanca
  • sal
  • 4 dientes de ajo
  • pimienta negra
  • hierbas provenzales
  • aceite
  • (opcional pimientos del piquillo para adornar)

Costillas en salsa agridulce a la cerveza con champiñones al vino blanco

Lo primero es cortar la costilla en trozos y quitarle la grasa. La salamos y echamos pimienta negra. Picamos uno de los dientes de ajo y se pone por encima junto a una pizca de hierbas provenzales.

En un sartén las vamos sellando de una en una con una pizca de aceite y las sacamos y escurrimos.

Ponemos un cebolla cortada en trozos en una fuente de horno y colocamos nuestras costillas con un centímetro de separación si se puede.

costillas selladas

En un vaso ponemos la mostaza y la miel y revolvemos. Pintamos las costillas con esta salsa agridulce:

costillas con salsa agridulce

Metemos la fuente al horno precalentado a 180ºC. Echamos la cerveza en la fuente y dejamos unos 10 minutos. Al cabo de ese tiempo sacamos y damos la vuelta a todas las costillas. Tras otros 10 minutos realizamos la misma operación.

Mientras habremos puesto el arroz a cocer en relación de 1 a 3 las medidas de arroz y agua respectivamente, así como tendremos limpios y cortados los champiñones que salpimentaremos (pimienta blanca en la sartén con tres dientes de ajo picados y que, cuando empiecen a dorarse les echamos el vino blanco y esperamos a que se reduzca.

Y ya tenemos todo, solo queda emplatar como más le guste a cada uno. Nosotros nos hemos ayudado de pimientos del piquillo.

Recomendamos que no os perdáis el sabor de la cebolla tras salir del horno.

Costillas en salsa agridulce a la cerveza con champiñones al vino blanco

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.