Ensaladilla rusa (la de toda la vida)

Ensaladilla rusa

La ensaladilla rusa es otro de los platos inconfundibles dentro de la gastronomía. Pero lo cierto es que es complicado ver dos personas que la hagan igual ya que, pese a que es un plato muy clásico, cada maestrillo tiene su librillo, con lo cual es difícil encontrar dos ensaladillas que sepan igual. Nosotros, que nos declaramos fanáticos de este plato en el momento que llega el calor, siempre que vamos a algún establecimiento nuevo, solemos pedirla de tapa ya que nos dice mucho de como es el cocinero ya que, pese a que puede tener un sabor diferentes, la base es siempre la misma. Patatas, zanahoria, atún y guisantes son 4 ingredientes que toda ensaladilla rusa tradicional tiene que llevar. El resto admite variantes, pero sin esos cuatro ingredientes no hablamos de ensaladilla rusa. Además, el aderezo o salsa que se emplea para la unión de estos ingredientes es la mayonesa. Si añadimos cualquier otro salsa, no sería una ensaladilla rusa tradicional.

Judías, huevos cocidos, aceitunas…, pimientos rojos (sobre todo para decorar), maiz, incluso nosotros os hemos dejado una receta de ensaladilla con huevas de trucha. Las posibilidades de una ensaladilla son infinitas, pero si queremos hablar de la ensaladilla tradicional de toda la vida, los cuatro inicialmente indicado son indispensables, aunque hemos de reconocer que hay ensaladillas en las que no se echan guisantes.

Nosotros os vamos a dejar hoy la receta de ensaladilla rusa que hacemos nosotros y que lleva algunos ingredientes a mayores de los básicos pero no muchos.

  • 4 patatas grandes
  • 150 gramos de judías
  • 200 gramos de atún (al natural o en acite de oliva preferentemente)
  • 125 gramos de guisantes
  • 3 zanahorias medianas
  • un tomate
  • un bote de mayonesa de 450 ml (no usamos todo)
  • una latita de pimiento rojo en tiras (para decorar)
  • un paquete de aceitunas (usaremos unas pocas para decorar)
  • 3 huevos
  • vinagre

Lo primero es un truco que os damos que es la opción de cocer todo junto o no, es decir, las patatas, las zanahorias, las judías y los huevos. La opción de cocer todo junto tiene un problema que está en las patatas. O bien se limpian muy bien (ya que se cuecen con la piel) o van a dar un sabor a tierra al resto de las verduras que las acompañan en la cocción. Por eso, o bien cocéis por separado las patatas o bien, si optáis por cocer todo junto, deberéis limpiar muy bien debajo del grifo las patatas antes de echarlas a la olla a cocer.

Una vez cocido todo vamos a la preparación de nuestra ensaladilla rusa.

Pelamos las patatas y en un bol grande la vamos desmenuzando, lo que nosotros llamamos ‘pisar’. Hacemos lo mismo con las zanahorias y con el atún. Añadimos las judías cortadas en trozos de máximo dos centímetros de largo y echamos los guisantes. Nosotros empleamos el aceite de una lata de atún, pero si usamos atún sin aceite, echaríamos un chorrete de aceite de oliva. Añadimos un chorro de vinagre y ‘pisamos’ todo, Nosotros, de dos de los huevos, echamos la clara en nuestro bol y reservamos la yema para decorar la ensaladilla con el otro huevo cocido entero, el pimiento rojo en tiras, un puñado de aceitunas y unas rodajas de tomate.

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.