Cómo hacer lubina a la sal

lubinas a la sal

Cómo hacer lubina a la sal de forma fácil y sencilla en nuestra casa y dejar a los invitados deseando probar más.

Para una buena lubina a la Sal solo tenemos que tener 3 cosas, una lubina , sal gruesa y ganas de comer un pescado exquisito.

Pedir al pescadero que os la limpie y arregle para hacerla a la sal. Cubrir el fondo de una bandeja con una capa de 1 centímetro de sal, poner la lubina o lubinas encima de la sal.

Si ponen el limón cortar unas rodajas y meter una rodaja partida por la mitad en el interior de las lubinas. Cubrir las lubinas o lubina con sal hasta ponerla toda. Con los dedos regar la sal con gotas de agua.

Introducir la bandeja en el horno previamente calentado a 220º y hornear hasta que esté asada. Sacar la bandeja del horno y con cuidado quitar el caparazón de sal que cubre las lubinas o lubina.

Poner en una bandeja de presentación y acompañar de salsa. Si se hace una lubina grande, quitar la espina y repartir la carne entre los comensales.
Parece mentira que con la cantidad de sal que se le pone, quede en su punto de sal. La carne queda jugosa. Se puede acompañar de salsa mayonesa, salsa alioli, o cualquier salsa que sea de vuestro agrado, a mi personalmente me gusta el sabor del pescado sin salsas.

El secreto de la correcta cocción del pescado, es esperar a que la sal esté completamente dura, que empiece a resquebrajarse y tome un color amarronado por los bordes del pescado. Dependiendo del horno y de lo grande que sea la lubina tarda entre 30 y 40 minutos en estar en su punto de sal.

Marisquitos gallegos
loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.