Arroz con chipirones ‘a mi manera’

Uno de los clásicos que no falta en casa es esta receta de arroz con chipirones que le ponemos el ‘apellido’ de ‘a mi manera’, porque es una receta que la hemos ido perfeccionando con el tiempo y a nosotros nos gusta mucho.

En ocasiones hacemos arroz negro, en otras arroz blanco con chocos en su tinta,… Y es que son dos ingredientes que dan múltiples posibilidades de preparación y presentación.

Hoy os dejamos esta receta por si queréis probarla.

Ingredientes:

  • 800 gramos de chipirones antes de limpiarlos (podéis poner más ya que es al gusto)
  • 250 gramos de arroz, solemos escoger el redondo
  • un pimiento rojo
  • una cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 75 gramos de guisantes
  • medio vaso de vino blanco
  • una hoja de laurel
  • pimienta blanca
  • aceite
  • agua
  • sal

Arroz con chipirones

Lo primero en esta ocasión es abrir los chipirones, limpiarlos y trocearlos, y los reservamos tras echarles una pizca de sal.

Mientras ponemos el arroz. En una cazuela echamos un diente de ajo cortado en láminas con un poco de aceite y cuando esté caliente y los ajos dorados echamos el arroz y lo rehogamos por completo para posteriormente echar el doble de medidas de agua que de arroz, es decir, si echamos dos vasos de arroz, echaremos 4 de agua. Salamos y dejamos que se haga.

Cortamos la cebolla en tiras y el pimiento en tiras pero más pequeñas pequeñas. Los echamos en una olla con aceite caliente, acompañándolo con el otro diente de ajo cortado muy pequeño y la hoja de laurel. Rehogamos todo, hasta que la cebolla comience a trasparentar (ya véis que en el emplatado ni se ve). En ese momento añadimos nuestros chipirones y revolvemos para que todos se impregnen de aceite.

Cuando estén ya se echa pimienta blanca al gusto y el vaso de vino blanco, removemos y tapamos unos 2-3 minutos para que el vino se reduzca.

Añadimos en ese momento un par de vasos de agua, los suficientes para que la olla cubra los chipirones y el conjunto pero que no los tape del todo, salamos y le damos fuego vivo unos 12 minutos. Veréis como se reducen de tamaño los chipirones con lo cual si veis que hay que ir retirando con un cazo algo de agua lo podéis hacer.

Cuando estén tiernos los chipirones echamos los guisantes y echamos el arroz que hicimos aparte y revolvemos. El truco está aquí: al mezclarlo todo nos tiene que quedar caldoso porque vamos a dejarlo entre 3-5 minutos a fuego medio para que se unan sabores. Si queda con poco calo, se nos pegará y al añadir agua perderemos sabor, y si nos queda con demasiada salsa, corremos el riesgo de quedarnos con una sopa de arroz.

Sacamos del fuego, dejamos reposar y a emplatar.

Un truco. Cuando echamos el agua para que se hagan los chipirones, si queremos garantizar un color doradito de la salsa en la que echaremos luego el arroz, podemos echar un sobrecito de azafrán.

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.