Coliflor con espirales gratinada

food-772241_640

Si nos seguís, ya sabéis que nosotros somos muy amigos de las recetas con gratinados al horno. Pues hoy os traemos una de las últimas recetas que hemos hecho de este estilo y que nos ha encantado ya que estábamos buscando una receta que se pudiera tomar como plato único y que tuviese de todo y esta lo tiene. Os dejamos la receta de Coliflor con espirales gratinada.

Por un lado aportamos todos los nutrientes de las verduras de la mano de la coliflor; por otro las energías de los hidratos de carbono que llegan de la pasta; y por la parte de las grasas aportamos un poquito con el bacon que le añadimos (muy poco) y con el queso con el que gratinaremos nuestra receta al horno.

Lo hemos hecho con espirales de pasta, fusilli, pero se puede hacer perfectamente con macarrones si queréis manejar ingredientes más conocidos.

Veamos los ingredientes que vamos a emplear.

  • 1 Coliflor de 1 kilo
  • 250 gramos de espirales de pasta (fusilli)
  • 150 gramos de bacon cortado muy pequeño
  • 100 gramos de queso parmesano (en su defecto, queso para gratinar)
  • sal
  • aceite
  • agua
  • vinagre
  • perejil
  • orégano
  • leche (medio vaso)

Elaboración

La elaboración es muy sencilla como váis a ver.

Ponemos nuestra pasta, en este caso espirales a cocer en una olla con agua hirviendo siguiendo las instrucciones del fabricante. Recordar, la sal es 10 gramos por cada litro de agua.

Mientras limpiamos nuestra coliflor y partimos en trozos que echaremos en la olla express junto a un puñado de sal y un poco de leche. Esta última permite que no se deshaga la coliflor en la olla express si nos pasamos un poco con el tiempo de cocción. Cerraremos la olla y a fuego vivo hasta que rompa a hervir y echar vapor. Se baja a fuego medio y se tiene entre 5 y 7 minutos, dependiendo de la olla.

Sacamos el vapor retirándola del fuego y se saca y escurre, echándole un poco de vinagre para evitar que se oscurezca.

Se ponen la coliflor y la pasta en una fuente de horno y precalentamos este a 180º, mientras que en una sartén, con un cucharadita de aceite, doramos un poco el bacon muy cortadito, más pequeño que los tacos habituales. Cuando esté dorado, volcamos el contenido de la sartén por encima de nuestra fuente y mezclamos todo con cuidado de que no se deshaga la coliflor. Es polvoreamos un poco de orégano y extendemos el queso por encima que cubra todo y la metemos en el horno, que caliente por arriba y por abajo. Entre 12 y 15 minutos debe de llegar si la coliflor y la pasta estaban aun calientes. No obstante a simple vista se va viendo como queda y evitaremos que se nos queme el queso. Los últimos minutos en el horno lo pondremos en posición de gratinado

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.