De tapas por A Coruña

Bueno, bueno, bueno, vamos a meternos en el tapeo que nos podemos encontrar en A Coruña y lo cierto que es a la vez fácil y difícil.

Fácil porque la tradición de tapas en A Coruña se encuentra muy centrada en la zona del centro de la ciudad, concretamente alrededor de la calle Real. La calle la Barrera, la calle la Galera, la calle Troncoso, la calle la Franja,… son algunos de los ejemplos donde las tapas llevan varias generaciones siendo una visita obligada para cualquier turista de la ciudad, además de ser calles donde abundan los restaurantes y mesones donde poder disfrutar de una parrillada de marisco o de pescado, pulpo en cualquiera de sus variantes, además de poder pedir una parrillada de carne o una churrascada, todo ello impresionante.

Calle la Franja

Calle la Franja

Pero difícil también es porque últimamente hay que reconocer que han aparecido muchos locales que han puesto el ojo en la nouvelle cuisine de las tapas, con lo cual hay auténticas delicias, pero no están tan centradas geográficamente en la misma zona, lo que implica moverse por la ciudad, frente a la opción anterior.

Vamos a darnos un paseo por A Coruña de tapas.

Sin duda, si tenemos que hablar de un local que destaque desde hace bastantes décadas por sus tapas es La Bombilla. Podríamos decir que es la ‘catedral’, o sea el San Mamés de las tapas de A Coruña. No conozco a nadie que haya salido de vinos y tapas en esta ciudad que no haya parado en La Bombilla. El que escribe lleva 3 décadas visitando este local y puede asegurar que nunca ha conseguido sentarse. Abre de mañana y de tarde noche, siendo un local donde el lujo abunda por su ausencia al igual que la nouvelle cuisine, porque si algo caracteriza a La Bombilla son las tapas de toda la vida, con su corto de cerveza y con su vino blanco (de barril ojito). Croquetas, de las mejores de la península, la tortilla española, donde los huevos caseros y las patatas gallegas dejan la firma, el chorizo frito con patatas, el filete con sus patatas y pimiento rojo o las empanadillas y ya está. No es para gourmets, pero francamente por algo tiene casí 33.000 amigos en Facebook. Es un pequeño local esquina entre la calle la Galega y la Calle Torreiro.

la Bombilla

Si continuamos por la calle de la Galera dirección al ayuntamiento, vamos a desembocar en la calle la Barrera, donde los locales de tapas y pinchos se encuentran a ambos lados de la calle casi de portal en portal.

Empezamos por el  Pincho Tarabelo, lógicamente en el local O Tarabelo. Filete empanado con patatas fritas y sabor a pimienta. Un clásico. No hay que perderse las tapas de temporada como las parrochitas fritas o la tapa de berberechos. Zorza con patatas fritas o pimiento de Padrón completan la oferta que, como podemos observar, se aleja de la nouvelle ciuisine también.

Podemos ir en la misma calle a probar un ‘piroliño‘, que encontraremos en O Corno, conocido por su pincho en forma de cuerno. Pero es el piroliño su punto fuerte: un pincho de pechuga de pollo colada sobre jamón y queso, empanada y frita, ensartada también un palillo. Impresionante también.

4637380622_1cf8f7641d

Al lado y enfrente de O Tarabelo, nos encontramos con el Cocodrilo, conocido así por la tapa más famosa que tiene, ‘el cocodrilo, aunque el local se llama A Troula. El Cocodrilo es un minifilete con patatas ensartado, aunque sin empanar y sin el toque de la pimienta que ofrece O Tarabelo.

Lo cierto es que en estos cuatro locales la idea de sentarse para degustar una tapa no se le pasa a nadie por la cabeza y creemos que junto a cualquiera de estos pinchos, el corto de cerveza Estrella Galicia es la bebida oficial.

Cocodrilo

Cocodrilo

A Cancela o el Mesón As Cavas, es otro local que podemos encontrar también muy interesante en la calle la Barrera y alrededores.

Todo esto en menos de 100 metros.

No podemos seguir sin ir hacia la Plaza María Pita, ya que hay que pararse en el Tequeño, que inventó el pincho que posee su mismo nombre, ‘el tequeño’ y que ahora en todos los lugares de la ciudad nos lo podemos encontrar. Es un rollito de pan con queso en el interior, nada especial, pero que tiene un toque muy especial y sabe exquisito.

4637380414_8444c4138e

Tequeño

Otra zona de tapas, esta vez en dirección al Obelisco y los Cantones, es la zona de la calle de la Estrella y los Olmos, donde encontramos mesones de toda la vida que han ido evolucionando hacia restaurantes pero que conservan sus tapas más clásicas: calamares fritos, chocos, puntillas, tortilla de las de toda la vida, pulpo,…  y ya se une algo más las tapas al ambiente de la nueva cocina.

Locales como el Restaurante Portofino o la Taberna O Cunqueiro, son emblemáticos donde pinchos de empanada, arroces o pulpo, es lo que nos podemos encontrar.

Si nos movemos en dirección a la Torre de Hércules, concretamente en la zona conocida como la Plaza de España – San Juan (por el nombre de la calle), nos encontramos con otra gran oferta de locales de pinchos y tapas junto a mesones de toda la vida.

Taberna Gaioso, donde nunca faltan por ejemplo ni el pulpo ni las zamburiñas y que en el certamen de tapas y pincho de esta ciudad ya ha recibido premios al mejor pincho y a la tapa más creativa.

Podemos ver el Puerta del Sol, donde nos encontramos con choupa en salsa, pincho moruno, calamares como puntos fuertes, La Tata, donde probar fabes con almejas, callos o fideos a la marinera. Otro clásico de la calle San Juan es A Taciña con su montadito de tortilla, bollito de tomate y bistec o el criollo. O el Huevito con su ‘aspirina’  que es jamón y pan, los chicharrones típicos gallegos y el queso del país.

El Novo Cesuras y sobre todo Los Ángeles son nuestra debilidad en esta zona. El primero con jamón asado y  arroz con pollo, y en el segundo, que nos encanta especialmente podemos encontrarnos de todo: morros, albóndigas, fabada, ensaladilla, croquetas, chorizo al vino…. con lo cual nadie puede quedar con hambre.

En plena plaza de España, para quien quiera comer más que un pincho, nos encontramos con el Restaurante EL 10, sin duda una de las marisquerías más prestigiosas de la ciudad. Su especialidad son los mariscos y pescados frescos, aunque también tienen carne y cocina tradicional. Recomendable el arroz con bogavante.

Pero A Coruña ofrece también sitios de tapas más sofisticadas, pero implica mover un poco del centro, donde los locales están más juntitos. Una zona diferentes es cerca de la Plaza de Lugo, donde se apuesta más por la vinotecas, con vinos de calidad y tapas soficticadas.

Cienfuegos, La Bodeguilla del Huerto y la Ribera, son tres ejemplos de  rutas de tapas con un buen vino. Algo similar es lo que ocurre en zonas como Matogrande o los Rosales, zonas residenciales de A Coruña, apartadas del centro donde disfrutar de una buena tapa implica disfrutar también de un buen vino.

Desperdigados por la ciudad hay más locales que ofrecen sus especialidades en tapas pero estos que os comentamos hoy son los mejores lugares donde los establecimientos tan juntitos ofrecen garantía de éxito en cualquier ruta de tapas por A Coruña.

Pinchos en La Bombilla

Pinchos en La Bombilla

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.