Consejos para quitar las manchas de vino

Consejos para quitar las manchas de vino

Consejos para quitar las manchas de vino

Consejos para quitar las manchas de vino, que seguro que os resultan de interés porque en verano suelen suceder de estos ‘acontecimientos’ sin duda alguna. Adem´s no es que sean fáciles de quitar. Y lo que es peor, dependiendo de qué tipo de material sea el que se mancha, hay que tomar diferentes medidas al respecto.

No llega con emplear diferentes productos que se comercializan para este uso, ya que, en ocasiones, puede que el ‘remedio sea peor que la enfermedad’.

Vamos a ver unos truquillos caseros que esperamos que os ayuden en estas ocasiones.

Sobre manteles

Si se trata de una mancha de vino reciente, por ejemplo si se derrama el vino en un mantel, echa rápidamente un puñado de sal sobre la mancha, para después lavarlo con agua y jabón. Por lo contrario, si las manchas  son de vino tinto y ya están resecas basta con dejar la mancha en remojo con leche caliente hasta que notes que la mancha desaparece. Después sólo tendrás que lavar la prenda con normalidad. Otro truco para eliminar las manchas de vino tinto de un mantel, es frotarlas con vino blanco.

Para manchas de vino blanco, si se trata de una tela resistente, lavarla con agua templada y jabón. Mientras que si es delicada, es recomendable frotar con alcohol antes de mojarla. Al igual que en el caso anterior, si es instantánea, podemos echar sobre la mancha también sal fina de mesa.

Sobre la ropa

Si la mancha está en una camisa o blusa de color se aconseja frotar con cuidado la parte manchada con agua fría mezclada con un poco de amoniaco. También se aconseja mezclar un poco de jabón líquido con agua oxigenada y aplicar la mezcla sobre la mancha. Si no es suficiente podemos añadir un poco más de agua oxigenada a la mezcla.

Para manchas de vino blanco otra opción es pasar por las manchas un poco de zumo de limón y lavar la prenda rápidamente, o espolvorear inmediatamente sal fina sobre la mancha hasta que esta absorba el vino.

Sobre la alfombra

Otro de esos sitios donde suele caer el vino y dejar ‘su huella’ es en las alfombras. En este caso el truco consiste en disolver una cucharada de detergente para lana en un vaso de agua tibia y añadir otra de amoniaco. Humedecer una esponja en esta mezcla y frotar la mancha con una esponja o cepillo, y terminar por aclarar con agua y vinagre.

Encimeras o paredes

Que, aunque no os lo creáis, son lugares habituales donde también podemos encontrarnos con manchas de vino. Sobre una encimera de mármol por ejemplo, no debería haber problema si se limpia rápidamente con un paño húmedo. Si el vino oscurece la piedra, se deberá limpiar un poco de lejía diluida al 50% en agua.

Si el ‘graffiti’ está en la pared, y es pintura lavable o papel, el truco está en emplear en su limpieza vino blanco. Si queda algún tipo de resto, podemos emplear agua oxigenada diluida en agua a partes iguales.

Fuente: labuenamesa.carrefour.es
loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.