Los vinos bajos en alcohol experimentan un alza en sus ventas entre los consumidores preocupados por la salud

Los vinos bajos en alcohol experimentan un alza en sus ventas entre los consumidores preocupados por la salud

Los vinos bajos en alcohol experimentan un alza en sus ventas entre los consumidores preocupados por la salud

Los vinos bajos en alcohol experimentan un alza en sus ventas entre los consumidores preocupados por la salud. Y es que la creciente preocupación por estilos de vida saludables está impulsando las ventas de vino con bajo contenido de alcohol en el Reino Unido, centro principal del estudio, y en el resto del mundo, especialmente entre los consumidores más jóvenes que tienen más probabilidades de evitar el alcohol.

Más de una cuarta parte de las personas entre 16 y 24 años no beben en absoluto, en comparación con una quinta parte de la población general.

Según BMI Resarch, se espera que el consumo de vino disminuya en un promedio de 0.2% por año entre 2017 y 2021, en comparación con hace cinco años (2012 – 2016), cuando el consumo creció en un promedio de 1.6% por año.

Estas cifras están respaldadas por datos de la Oficina de Estadísticas Nacionales, que muestra que la proporción de adultos mayores de 16 años que han bebido en la última semana ha caído a un mínimo histórico, del 64,2% en 2005 al 56,9% en 2016.

Y los minoristas y productores no han estado a la zaga de esta oportunidad. El gigante del supermercado Tesco, por ejemplo, lanzó una nueva gama de vinos con bajo contenido de alcohol a principios de este año con una tasa de confianza de menos del 0,5%, en asociación con el productor español Félix Solís.

“La demanda de bebidas con bajo contenido de alcohol en los mercados desarrollados se basa en la creciente conciencia de la salud entre los consumidores y una mayor conciencia de los riesgos asociados con el consumo excesivo de alcohol”, según el informe de BMI.

“Las bebidas con bajo contenido de alcohol también tienen menores calorías que las bebidas alcohólicas convencionales, aumentando aún más su demanda. La demanda de bebidas con bajo contenido de alcohol está creciendo no solo en el segmento del vino sino también en la cerveza, con productores como Heineken, AB InBev y Carlsberg. lanzando sus propias ofertas de cerveza sin alcohol”.

Deja un comentario