Por qué y cómo mover una copa de vino cuando nos la sirven

Un equipo español en el campeonato del mundo de catas

Nos vamos a quedar con lo que nos cuentan los amigos de Wine Folly en el siguiente vídeo:

Muchos vinos, sobre todo los que han tenido algo de crianza, necesitan lo que se denomina como ‘abrirse’, es decir, oxigenarse, tomar contacto con el aire para que se pase el tiempo que han estado embotellados y permitan aflorar sobre todo esencias y aromas que, al combinarse con el oxígeno del aire, dan unos matices que son imposibles de obtener según se abre.

El mover un vino en la copa una vez que te lo han servido, ayuda mucho a que el vino fluya se mueva y consiga estar en su conjunto en contacto con el aire más rápido que si lo dejamos en la copa y no la movemos. Es por lo tanto ideal si vas a catar un vino, que según te lo echan en la copa lo huelas a ver que te ofrece en aromas. Una vez que lo hayas movido en la copa según se ve en el vídeo, vuelve a olerlo. Fácilmente percibirás que el vino te ofrece unos aromas diferentes, incluso con mayores o menores intensidad.

la forma ideal de mover el vino es como se ve en el vídeo, por la parte de la copa que es el pié, más que nada porque si lo cogemos por lo que es la copa, nuestra temperatura corporal la podemos pasar al vino con lo que nos puede dar unas sensaciones completamente condicionadas.

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.