Cientos de vecinos y sanitarios de Verín celebran unas Campanadas anticipadas por la reapertura del paritorio

Cientos de vecinos y sanitarios de Verín celebran unas Campanadas anticipadas por la reapertura del paritorio

Paritorio de Verín. Cientos de personas, tanto vecinos como personal sanitario de Verín, han acaparado el campo de fútbol próximo al hospital comarcal para celebrar unas Campanadas de Fin de Año adelantadas con las que han vuelto a reclamar la reapertura del paritorio.

En un ambiente festivo pero reivindicativo, los asistentes han acudido al lugar pasadas las 12,00 horas del mediodía para tomar las tradicionales doce uvas de Nochevieja acompañadas cada una de ellas por una proclama: “¡Por la recuperación de las urgencias pediátricas!”.

Además, esta protesta organizada por Plataforma en Defensa da Sanidade Pública ha sido amenizada por una sátira en la que los dos presentadores han parodiado al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y a su pareja. “¡Fuera, fuera, fuera, fuera!”, les han gritado los manifestantes.

Entre bombos y gaitas, los cientos de vecinos y sanitarios participantes en esta ‘foliada’ han podido compartir también una comida en la que la consigna más escuchada ha sido “Verín non se pecha”.

UNA RENUNCIA “ESPERADA”

Este evento tiene lugar a menos de 24 horas de trascender que el gerente del hospital comarcal, Miguel Abad, cesaba de su cargo por motivos “estrictamente de ámbito personal”, según ha explicado en declaraciones a Europa Press.

Sin embargo, fuentes de las matronas consultadas han expresado que entre los sanitarios ya “se esperaban” esta renuncia. “Desde que se dio la noticia del cierre del paritorio, prácticamente no vino por aquí”, indican estas mismas fuentes.

En este contexto, sobre las promesas vertidas por parte de la Xunta de que si encuentran pediatras para Verín el paritorio volverá a estar operativo “en 24 horas”, las matronas consideran que “dieron tantas versiones para salir del paso”.

“Lo de los pediatras no nos lo creemos mucho, la verdad. Estamos ya un poco escépticas. La realidad es que el paritorio sigue cerrado”, lamentan.”

loading...