El Hospital Universitario del Bierzo cuenta con ‘un matrona’ que es árbitro en la liga LEB Oro de baloncesto

matrona en el Hospital Universitario del Bierzo

Cristian Martín, matrona en el Hospital Universitario del Bierzo

El Hospital Universitario del Bierzo cuenta con ‘un matrona’ que es árbitro en la liga LEB Oro de baloncesto

El Hospital Universitario del Bierzo cuenta con ‘un matrona’ que es árbitro en la liga LEB Oro de baloncesto. Se trata de Cristian Martín Vázquez matrona en el Hospital Universitario del Bierzo, que es a la vez árbitro gallego y matrona en distintos hospitales de su provincia y de León estando actualmente trabajando en el Hospital Universitario del Bierzo.

Cristian, natural de Lugo, de 29 años, compagina de esta forma dos de sus vocaciones, la de ayudar a traer niños al mundo y la de ser árbitro a nivel nacional en su deporte favorito, el baloncesto. Esto es algo que lleva realizando desde el año 2017. Una combinación de actividades donde admite que en la primera es más estricto y exigente, mientras que en la segunda, domina más la sensibilidad de lo que hace sin lugar a dudas. Aun así, ambas actividades debe desarrollarlas con total responsabilidad aunque sean tan diferentes una de la otra. Eso sí, el que existan vidas en juego hace que la responsabilidad de ser matrona dentro de un paritorio es inmensamente mayor que la de arbitrar en un deporte.

Matrona en el Hospital Universitario del Bierzo

Al llevar poco tiempo ejerciendo como matrona, indica que se considera mejor árbitro (lleva desde los 14 años siendo árbitro de baloncesto), algo a lo que lleva más años dedicándose. Eso no quita que esté a gusto con su labor en el ámbito sanitario y que, día a día, mejore su formación en este ámbito para poder ejercer mejor incluso su actividad de matrona.

Su dedicación o pasión por ser matrona le surgió cuando vivió la experiencia como enfermero en práctica ‘yo quiero dedicarme a esto’.

En el año 2017 obtuvo la plaza de matrona y pudo dedicarse en pleno a sus dos grandes pasiones, reconociendo que los dos son trabajos vocacionales pero a la vez complementarios.

Gracias a su tesón y a la ayuda de las compañeras del hospital no tiene muchos problemas para compaginar sus dos ocupaciones.

Indica que el que sea árbitro no es lo que más sorprende en ocasiones a la paciente que va a dar a luz, sino el hecho de que sea un hombre, ya que el puesto de matrona está asociado históricamente a la mujer.

loading...