Categorías
Gastronomia Restaurantes

El restaurante más antiguo del mundo es español

De algo podemos presumir a tenor de lo que aparece en el Libro Guinness de los Records, y es que podremos encontrar por Madrid si hacemos una ruta gastronómica el restaurante  más antiguo del mundo, cuya fundación data del año 1725. Estamos hablando de ‘Casa Botín’, o como muchos lo denominan ‘Botín’.

Lógicamente pasan por sus mesas a diario multitud de turistas, curiosos y famosos que quieren presumir de haber comido en el restaurante más antiguo del mundo.

Sus platos más conocidos son los deliciosos cochinillos y corderos asados al estilo castellano en su viejo horno de leña cocina sin descanso desde el día de la apertura, carnes que proceden se Segovia y Burgos respectivamente.

No obstante no nos podemos olvidar de otros platos también muy reconocidos que presenta como el solomillo y el lomo de cebón. Vemos que las carnes son su punto fuerte.

Pero pensar esto es un craso error, ya que posee de los mejores mariscos y pescados de la capital y, sobre todo, poseen un platos emblemáticos y conocidos como son las almejas ‘Botín‘, los chipirones en su tinta y la merluza a la madrileña al estilo de la casa.

Pero ser el restaurante más antiguo del mundo no implica que no se adapte a los tiempos modernos, y de hecho siempre es un restaurante que da que hablar en las diferentes ediciones de FITUR.

Muestra de esta adaptación a los cambios es que estamos ante un restaurante que posee una web con reservas online, Facebook, Twitter, un canal de Youtube y todo aquello que vaya apareciendo y vinculado a las redes sociales.

Por dentro vemos que el local está como ha sido siempre, con la azulejería y la decoración del siglo XVIII, cuando era posada.

casabotin2

Su apertura hace siglos permite que sea una referencia entre famosos y se menciones en muchas bocas importantes: desde Galdós en Fortunata y Jacinta, Hemingway en Fiesta y Muerte en la tarde y Ramón Gómez de la Serna, que le dedicó algunas de sus  Greguerías, son muchísimas las personalidades nacionales e internacionales que asiduamente visitan el restaurante y lo reflejan sus textos. “Son tantos años de historia que no dejamos de encontrar menciones y anécdotas. Las últimas han sido por parte de Michael Aaron Rockland, quien en su libro Un diplomático americano en la España de Franco habla de una visita de Martin Luther King a Botín, y María Dueñas, que nos cita en El tiempo entre costuras. Todos son comentarios elogiosos, se ve que Botín ha tenido un valor emocional para los literatos de todas las épocas. Y esa especie de tradición entre los escritores continúa”.

Entre los nuevos proyectos que se plantean en Botín está el de cocinar paellas a la leña al estilo valenciano, de una calidad excepcional, con el agua traída de la zona y las verduras recién cosechadas, planteándose incluso el traer a un maestro paellero de Valencia para hacerlas de manera tradicional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.