in ,

5 Cosas que debemos conocer para saber si un vino es bueno

5 Cosas que debemos conocer para saber si un vino es bueno 3

Ya se sabe que en esto del gusto no hay nada escrito y menos en el mundo de los vinos. A cada uno nos producen diferentes sensaciones. Además, dependiendo de los momentos en que lo hayamos tomado, lo asociamos a estos de una manera positiva o negativa, lo cual también influye en la valoración que hagamos de este vino. No obstante hay 5 cosas que debemos conocer para saber si un vino es bueno cuando lo tenemos delante que las podremos analizar en cualquier vino. Nos gustará más o menos pero sabremos si es lo que se conoce como ‘buen vino’ o no.

Rebajas
Cecotec Robot de Cocina Multifunción Mambo 8590
Prepárate para disfrutar con tu familia y amigos de exquisitos menús de la manera más rápida y sencilla. Ahora, además, cuenta con báscula incorporada para trabajar con cantidades exactas y no dejar nada a la improvisación.

Vamos a ver, repetimos que con independencia de que el vino nos guste o no, lo que debemos de valorar para saber la calidad de un vino, o sea, no si nos gusta, sino si es bueno:

El equilibrio: en un vino el equilibrio se puede ver por la armonía que existe entre sus diferentes características. Un vino equilibrado se caracteriza por poseer un aroma, un sabor y un color en consonancia. Cualquiera de ellas puede destacarse por encima de otra pero, si todas son percibidas en el mismo grado estarás ante un gran vino. Es la cualidad más complicada de percibir, pero también la más valiosa de todas, ya que conjuga varios elementos esenciales de la bebida. Cuanto más uniforme sea la percepción, más equilibrado será el vino.

Color diáfano y cristalino: el color del vino es una de las cosas más importantes y que más llaman la atención del consumidor. En un vino de calidad, el color debe ser diáfano y cristalino. Si, por el contrario, el color fuese algo turbio u opaco, el vino está en mal estado. El color del vino debe permitir ver a través de la copa si se pone al trasluz. En el caso de los tintos, el tono deberá ser similar al color de una cereza. La oscuridad del tono variará dependiendo del tipo de uva utilizada.

El olor: el olfato juega un papel muy importante a la hora de decidir la calidad de un vino. Al probar un vino, la sensación que se percibe procede antes de la nariz que de la boca. En caso de que el olor que notes sea avinagrado o un olor a corcho, ese vino no está en buen estado. El olor más característico en los vinos de calidad recuerda al aroma que desprenden muchas frutas en un estado avanzado de madurez, aunque dependerá de la uva que haya sido utilizada para elaborarlo.

Sabor: el rey en un vino no podía ser otro que el sabor que deja en el paladar. El sabor de los buenos vinos varían según la uva que se haya utilizado. En los tintos, por ejemplo, suelen dejar regustos a frutas, a roble, a vainilla e incluso a tabaco. Si el sabor del vino, por el contrario, se nota avinagrado, la bebida está en mal estado. Para percibir completamente el sabor debes tomar un sorbo y, antes de tragarlo, debes hacer recorrer el vino por toda la boca.

El cuerpo: el cuerpo en un vino es la capacidad que tiene para llenar la boca del que lo prueba, embriagar sus sensaciones olfativas y dejarle un regusto final que perdure en el paladar.

Fuente: eltribuno.info

Receta del Restaurante Zalacaín, Bacalao Tellagorri 1

Receta del Restaurante Zalacaín, Bacalao Tellagorri

LXIII Festa do Albariño en Cambados 1

LXIII Festa do Albariño en Cambados