Cata de grandes vinos olorosos de Madeira

Cata de grandes vinos olorosos de Madeira 1

Cata de grandes vinos olorosos de Madeira

Aquellos que creen que el vino en Portugal empieza y termina en el Oporto, se equivocan. Zonas del norte del país que lindan con Galicia, muestran la riqueza de los vinos blancos de la zona denominada de Vinho Verde. Pero hay otra zona de interés grande para los amantes de vino en Portugal y es la isla de Madeira.

Rebajas
Cecotec Robot de Cocina Multifunción Mambo 8590
Prepárate para disfrutar con tu familia y amigos de exquisitos menús de la manera más rápida y sencilla. Ahora, además, cuenta con báscula incorporada para trabajar con cantidades exactas y no dejar nada a la improvisación.

Grandes vinos Olorosos, de mínimo de 10 años de crianza, son un claro ejemplo que el país vecino tiene mucho más vino que el más que conocido porto.

En esta reciente cata que hemos realizad de estos vinos, no podemos decir cual es nuestra preferencia dentro los que pudimos catar porque cada uno, dentro de sus peculiariedades, son vinos excelentes.

Los vinos olorosos de Madeira son, ante todo, vinos de largo recorrido. Añadas que en vinos tintos son difíciles de catar e imposible en vinos blancos y rosados, son las habituales de los vinos de Madeira. Nada más tenéis que mirar la foto de cabecera para ver las añadas: 1957, 1971, 1992,…. El de menos edad que se pudo probar fue el Barbeito Verdelho de 10 años, mientras que el más veterano fue el Potencial Boal de 1957.

Y al hablar de largo recorrido, no solo nos quedamos en la crianza, sino también en la cata.

Los vinos de Madeira exigen tomar tragos largos, de esos que nos permiten ver la evolución del vino en el paladar a medida que pasa por boca, para percibir las sensaciones que nos dejan, unido a las que nos vienen posteriormente en el retrogusto.

Algunos de los vinos catados se caracterizan por poseer diferentes niveles de dulzor. En nuestro caso, nos gustan más, que no queremos decir con ello que sean mejores, los que tienen un dulzor ligero.

También nos encontramos con vinos que, por lo contrario, te generan un nivel de sequedad en el paso por boca, algo que los no habituados a este tipo de vinos no suele valorar positivamente pero que, sin embargo, es un de los puntos fuertes de su encanto.

Todos ellos son vinos que, necesariamente, necesitan una cata muy pausada y en los que a cada uno nos generan sensaciones muy diferentes, no siendo mejores o peores, sino diferentes.

En estos vinos el saber catar el postgusto o retronasal es fundamental para poder valorarlos.

En ese sentido nos gustó mucho el vino Sercial Fresqueira de 1992, que en paso por boca nos deja un paladar seco y, sobre todo como muy destacado su largo postgusto.

Sin duda una excelente oferta de vinos que nos permite a cualquiera adentrarnos en el mundo de estos vinos y que, a todos los que sois amantes del vino, recomendamos que si podéis hagáis una cata de grandes vinos olorosos de Madeira como esta.

Robert Holmes mejor fotógrafo del vino del año por su foto de la sala de barricas de Maysara Bodega en Oregon 1

Robert Holmes mejor fotógrafo del vino del año por su foto de la sala de barricas de Maysara Bodega en Oregon

Pastelitos de arroz 1

Pastelitos de arroz