in

Latinoamérica, tierra de vinos

Decantar el vino, qué es, por qué y cómo 2

Os dejamos hoy este artículo aparecido en simembargo.mx, realizado recientemente por Mónica Maristain en el cual ponen de manifiesto la actualidad y lo que ha sido, así como por donde va a ir el mundo del vino en Latinoamérica.

La nueva enciclopedia de los vinos elaborada por Larousse dedica gran espacio al continente latinoamericano, donde no sólo ha aumentado sustancialmente el consumo, sino que también la producción ha alcanzado grandes niveles de desarrollo.

El pequeño Larousse de los vinos representa una guía de rigor para conocer más de 600 bodegas, provenientes de 39 países y de paso constatar cuánto ha crecido dicha industria en Latinoamérica.

Del diccionario vinícola especializado de Larousse hemos seleccionado 10 datos sorprendentes e imprescindibles que te ayudarán a degustar con mayor satisfacción esa bebida de los dioses sobre la que William Shakespeare supo decir en Otelo: “El buen vino es una excelente y jovial criatura de Dios, cuando se hace de él un uso moderado”.


DE DÓNDE VINO LA VID

La vid fue introducida en América por los Conquistadores españoles y luego cultivada por los misioneros, que necesitaban vino para la misa. En el siglo XVI, Hernán Cortés ordenó que cada colono plantara mil pies de vid por año. Así, la vitivinicultura se expandió hacia el norte y sur del Nuevo Mundo y llegó al Perú hacia finales del siglo, luego a Chile y la Argentina y, en el siglo siguiente, a California.


LA REVOLUCIÓN VITÍCOLA

A partir de la década de 1980, a medida que se estabilizaron las condiciones políticas y económicas, los inversionistas extranjeros comenzaron a interesarse cada vez más en las tierras sudamericanas adecuadas para la viticultura y varias empresas o sociedades sólidas invirtieron ahí sus capitales.

La mayoría de los grandes exportadores modernizó sus instalaciones y desarrolló nuevos estilos de vino y técnicas de vinificación, como el uso de pequeñas barricas de roble para añejar sus mejores vinos.


LAS REGIONES VITÍCOLAS

México: es sin duda el más antiguo productor americano, pero su industria vinícola es relativamente reciente / Chile: es el país del mundo cuyas exportaciones han aumentado más rápidamente durante las últimas décadas / Argentina: es un gigante que se despierta /Brasil: es el tercer productor de vino de América del Sur y experimenta una clara mejoría económica / Uruguay: sigue siento un productor pequeño, pero parece tener cierto potencial en materia de vinos finos.

 

LA PRODUCCIÓN MEXICANA

La producción de vinos mexicanos alcanza actualmente alrededor de 1.400.000 cajas, mientras que el consumo, que ha estado creciendo a un ritmo de alrededor de 15 % anual, es ahora de 400 centilitros per cápita. Esta cifra tiene una relación directa con el fenómeno con una fuerte reestructuración de la industria de vinos mexicanos apuntando a la modernidad, tanto en sus instalaciones enológicas, como en sus viñedos.

 

PRINCIPALES PRODUCTORES MEXICANOS

  • Casa Madero
  • Casa Pedro Domecq
  • L.A.Cetto
  • Monte Xanic
  • Santo Tomás

 

MALBEC, LA GRAN CEPA ARGENTINA

La Malbec llegó a Argentina desde Chile en 1861 junto con la cabernet y todas las demás variedades bordelesas.

La amplitud térmica de las zonas más altas de Mendoza es muy beneficiosa para la Malbec, que no se da tan bien en las zonas más bajas.

La Malbec brinda frecuentes e intensos aromas de ciruelas y violeta. En boca suele ser más seductor que complejo, gracias a taninos que bien madurados se tornan dulces y jugosos, a menudo aterciopelados.

 

CONCHA Y TORO, LA MÁS GRANDE

La bodega más grande de Chile es también una de las más innovadoras y la de catálogo más sólido. Abarca una amplia gama de precios, con vinos para todos los gustos y todos los bolsillos, desde sus simples y afrutados Sunrise hasta la complejidad de Don Melchor, un cabernet clásico en la viticultura chile. Muy fuertes en todos los valles, esta bodega tiene especial interés en Casablanca, donde su enólogo Ignacio Recabarren hace espectaculares Sauvignon blanc bajo la línea Terrunyo.


UN MERCADO PEQUEÑO

En Bolivia se beben 1,5 litros (dos botellas bordelesas) de vino por persona y por año, un mercado anula de unos 12 millones de litros de vino. Los viñedos bolivianos, incluyendo las uvas de mesa, cubren unas 4000 hectáreas, pero sólo 2000 son viñedos de uvas viníferas. En 2005 se elaboraron 5.5 millones de litros de vino, casi todo moscatel: sólo 700.000 botellas eran varietales finos de otras cepas. El contrabando de vinos argentinos suple la diferencia entre la producción boliviana y el consumo interno.

 

LOS VINOS DE ALTURA

Los más flamantes terruños brasileños son aquellos donde están haciendo los primeros “vinos de altura”, en las partes más altas del planalto de la Serra Gaúcha. En la localidad de Bom Jesus en los Camps da Cima da Serra, a una altitud de mil metros sobre el nivel del mar, se cultivan cabernet Sauvignon y Merlot que se vinifican en la bodega Miolo del Vale dos Vinhedos con la etiqueta RAR, que desde sus primeras añadas es un excelente vino. Y a 1300 metros del altitud, en la Serra Geral, en el estado de Santa Catarina y la localidad de Sao Joaquim hay 140 hectáreas de jóvenes viñetos y una nueva y muy bien equipada bodega, la Vinícola Villa Francioni.

 

EL TANNAT

Aunque la cepa tannat viene de Madiran, en el suroeste de Francia, es en el Uruguay donde se ha enarbolado como bandera vitícola. Desde las primeras importaciones de cepas europeas, la tannat pareció ser la que mejor se adaptó a las peculiares condiciones climáticas de este país. Principalmente, su gruesa piel puede aguantar la humedad y las consiguientes enfermedades relacionadas a ella. Tras décadas, la tannat aún es la variedad más consistente en un país donde la calidad de la cosecha es importantísima.

Sepia guisada con salsa de verduras 1

Sepia guisada con salsa de verduras

Ensalada de espárragos con huevo cocido y mayonesa 1

Ensalada de espárragos con huevo cocido y mayonesa