Filloas de marisco

IMG_1918

Hoy comentamos una receta menos tradicional que ya lo pusimos hace un tiempo en nuestra anterior web Sabores Gallegos y que en los últimos tiempos se ha convertido también en un plato de obligada catadura en caso de que vayas a pasar unos días a Galicia. Se trata de las ‘Filloas de marisco’, fácil de hacer y rápido, ya que no pasa de 30 minutos su elaboración, y mezclas dos culturas gastronómicas, como es la francesa origen de las crepes, aunque para nosotros son filloas y la gallega con los ingredientes que se le añade.

En la siguiente se pueden apuntar a su degustación 4 comensales y seguro que quedan satisfechos.

Esta receta muestra la manera más sencilla de hacer unos deliciosos crepes de marisco, y la más económica, puesto que utilizaremos gambas congeladas o palitos de cangrejo, y mejillones.Ingredientes para preparar Filloas de Marisco 125 gramos de harina

1 huevo

1/4 de litro de leche

1 cucharada de mantequilla

Una pizca de sal

Para el relleno

1/4 de kilo de gambas o palitos de cangrejo

1/2 kilo de mejillones

1/2 litro de salsa bechamel (o kechup y mayonesa)

Para la salsa

Una copa de cava o coñac

3 cucharadas de salsa de tomate

Un poco de mantequilla

sal

 Cómo Preparar Filloa de Marisco

Lo primero es preparar la masa de las filloas. Tan sólo hemos de mezclar en un bol la harina, el huevo ya batido, la leche, la mantequilla ya derretida, y un poco de sal. Batimos todo a mano o con la batidora hasta que quede una masa homogénea, y la dejamos reposar 30 minutos.

Cogemos una sartén y le untamos el fondo con un poco de mantequilla, o aceite. Echamos 3 cucharadas de masa por cada crep que queramos hacer. Dejamos que se dore por una cara (1 minuto), le damos la vuelta con una espátula, y cuando se dore por la otra cara, lo retiramos. Hacemos filloas hasta que se termine la masa y los reservamos.

Cocemos las gambas con un poco de sal, y los mejillones (pueden ser congelados, que ya están cocidos, y tan sólo le hace falta un hervor). Los escurrimos y cortamos en trozos pequeñitos, y los dejamos en una fuente. Echamos bechamel o salsa rosa en la fuente, mezclamos la salsa con las gambas y los mejillones, y rellenamos los crepes con esta mezcla (para rellenarlos, echar la mezcla con una cuchara, alisarla, y enrollar la filloa. Para que quede cerrado, untar mantequilla en los bordes del crep).

Hacemos la salsa mezclando el tomate y la copa de cava o coñac. Echamos la salsa por encima de las filloas, y también la cucharada de mantequilla, para que gratine bien. Introducimos la fuente con los crepes en el horno precalentado y en la función de gratinar (sólo por arriba) hasta que estén doraditos.

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.