in ,

Tarta casera de nata con bizcocho de yogur y mermelada de fresa

Tarta casera de nata con bizcocho de yogur y mermelada de fresa 1

Hoy os dejamos la unión de dos postres muy caseros que ya os lo hemos dejado por separado, como es el bizcocho de yogur y un postre con mermelada de fresa y nata montada.

Lo que hemos hecho es primero hacer el bizcocho de yogur, muy suave, para luego emplearlo en la elaboración de la tarta casera.

-3 huevos
-1 yogur natural o del sabor que más os guste
-1 vasito del yogur de aceite de oliva
-2 vasitos del yogur de azúcar
-3 vasitos del yogur de harina de repostería
-1 sobre de levadura tipo Royal
-ralladura de la piel de un limón

Opcional podéis añadir un poco de licor que seguro que le da un toque espectacular.

Ponemos el horno a precalentar a 180º.

Cogemos un bol y echamos la harina tamizada y la levadura y mezclamos bien. Montamos las claras a punto de nieve y las reservamos. Mientras batimos las yemas a las que iremos echando poco a poco el azúcar y batimos hasta que doble el tamaño.
En ese momento echamos el yogur, el aceite y la ralladura de limón (y licor si queremos) y revolvemos todo muy bien. Echamos la mezcla del bol de harina y levadura, seguimos mezclando y, por último echamos las claras.

Encamisamos nuestro molde y echamos la masa. Horneamos unos 45 minutos o antes si sale un palo seco al introducirlo. Sacamos y dejamos enfriar sin desmoldar y nos metemos con la parte de la tarta.

Vamos con la nata montada. Podéis comprar nata montada hecha ya hecha y conseguiríais hacerla más rápido, pero preferimos que la hagáis vosotros mismos en casa.

Pasos para hacer la nata montada en casa:

  • 1º Tener nuestra nata normal en la nevera bastante fría (la nata con un 35% de materia grasa mínimo ya que sino será complicado montarla). 250 ml de nata
  • 2º Echarla en un recipiente metálico que esté prácticamente congelado, o sea, que lo meteréis previamente en el frigorífico.
  • 3º Echamos azúcar glas en nuestra nata en la proporción de una cucharada por cada 100 ml de nata, con lo cual dos cucharadas y media.
  • 4º Fundamental el que se bata con una turbi de las de toda la vida o un robot de los modernos. A mano tardaremos muchísimo y no quedaría perfecta.Con unas varillas en la turbi quedará perfecto.
  • 5º Pasamos toda nuestra mezcla a un recipiente alargado de plástico y a batir.

Ya tenemos todo con la mermelada de fresa comprada en un bote.

Solo nos quedará ir poniendo capas de bizcocho, mermelada y nata superpuestas. Consejo: como hemos usado un bizcocho de yogurt y suele ser poco densa, antes de que se nos caiga la tarta, lo que haremos es cortar las capas de bizcocho más anchas que las de mermelada de fresa y nata, así aguantarán mejor el peso y no se nos derrumbará.

 

Tartar de salmón, tomate, pepino y queso de cabra 1

Tartar de salmón, tomate, pepino y queso de cabra