in

Macarrones con chorizo

Macarrones con chorizo 1

Así, como suenan, Macarrones con chorizo, nada de ‘deconstrucciones’ ni ‘clarificaciones’. Una que es un clásico que causa furor entre los más pequeños de la casa y entre los que no los son tanto. Tradicional de toda la vida, a la que el damos nuestros pequeños toques personales pero que, a fin de cuentas, mucho no se puede innovar en esta receta ya que está buena por si sola.

Nosotros en esta receta solo realizamos algunos toques personales como podréis ver.

Consta de dos partes, la elaboración de los macarrones con el chorizo y la de la salsa de tomate. Vamos con las dos partes y los ingredientes:

Para la pasta y el chorizo:

  • 300 gramos de macarrones
  • 220 gramos de chorizo
  • agua
  • sal
  • un huevo
  • orégano

Para la salsa de tomate:

  • 5 tomates medianos maduros
  • media cebolla
  • dos zanahorias
  • un diente de ajo
  • una cucharada de pimentón dulce
  • aceite
  • azúcar
  • sal

Ponemos al fuego una olla con agua en la que pondremos un litro de agua por cada 100 gramos de pasta y con 10 gramos de sal por litro. Cundo rompa a hervir echaremos la pasta y en cuestión de un tiempo entre 7 y 10 minutos (dependiendo del fabricante), ya tendremos la pasta al dente. La escurrimos y la metemos en agua fría para romper la cocción. Espolvoreamos orégano por encima (al gusto) y nosotros, como toque personal, batimos un huevo y se lo echamos por encima de los macarrones cuando estén fríos con la intención de que se nos pegue mejor la salsa de tomate luego.

Vamos con el tomate y la salsa. Ponemos en una olla agua hirviendo y cuando rompa a hervir ponemos nuestros 5 tomates maduros durante unos 20 segundos para que se escalden y les quitaremos la piel posteriormente con mucha facilidad.

En una sartén echamos un chorrito de aceite con el diente de ajo en láminas, la media cebolla y la zanahoria en rodajas y lo sofreimos. Cuando empiezan a coger color, echamos los tomates que habremos troceado en cubos. y revolvemos todo. Añadimos una pizca de sal y otra de azúcar y revolvemos. En estos casos, la salsa de tomate suele tener menos color que los tomates fritos de bota habituales, con lo cual optamos por añadirle en la sartén una cucharada de pimentón dulce. Dejamas nos minutos para que coja todo color y lo sacamos del fuego y lo pasmos por la turbi y ya tendremos nuestra salsa.

El otro truquillo que hacemos es de que nosotros usamos chorizos de barbacoa, porque sueltan la grasa antes y se frien mucho mejor. Cada uno puede escoger el tipo de chorizo que más le guste.

Con media cucharada de aceite al fuego vivo en la sartén, pasamos el chorizo cortado en cubos, de alrededor de un centímetro. Cuando estén sofritos añadimos la salsa de tomate. Revolver y en menos de 5 minutos estará.

Para emplatar, o bien se echan encima de los macarrones y se envuelve todo, o bien se pone en un plato hondo en el fondo unos macarrones dejando para poner en el centro la salsa que queramos.

Nosotros hoy hemos hecho el primer emplatado.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0
Cómo hacer salsa barbacoa en casa 1

Cómo hacer salsa barbacoa en casa

El bebedor de vino británico no es fiel a las marcas 1

El bebedor de vino británico no es fiel a las marcas