Calabacines rellenos de carne con gorgonzola en salsa de tomate

stuffed-zucchini-262915_960_720

Hoy os traemos esta receta de Calcabacines rellenos de carne con gorgonzola en salsa de tomate, que no deja de ser otra forma de elaborar una receta que ya os hemos dejado anteriormente de calabacines rellenos. Esta es más al estilo cocina italiana porque, a diferencia de la anterior, aquí no vamos a trabajar la carne antes de rellenar los calabacines como en la anterior, en donde ya rellenábamos con la carne estas verduras y empleábamos el horno para gratinar el queso. En esta ocasión no es así. Son más al estilo Zucchini rellenos.

Ingredientes:

  • 3 calabacines de los alargados
  • 300 gramos de carne picada
  • salsa de tomate casera a poder ser
  • 120 gramos
  • un diente de ajo
  • pimienta negra
  • aceite
  • un diente de ajo
  • orégano
  • albahaca
  • sal

plate-275931__180Lo primero es adobar nuestra carne picada como queramos o más nos guste. Nosotros hemos empleado ajo, perejil, pimienta negra en grano, sal y un poco de tomillo. Revolvemos muy bien para que quede una masa compacta en la que no se distinga mucho ningún ingrediente (estilo carne de albóndigas). Dejamos en la nevera no menos de media hora.

Abrimos longitudinalmente los calabacines en forma de barcas vaciándolos con una cucharilla de café y los rellenamos de la carne que teníamos preparada en la nevera, espolvoreando por encima un poquito de orégano y, en el medio, ponemos un trozo de queso gorgonzola (no como en la receta anterior que poníamos queso para gratinar por encima de todo el calabacín relleno de carne.

tomato-sauce-262916_960_720

Como véis lo que hacemos es en una fuente de horno, poner nuestros calabacines rellenos con su queso encima y cubrimos todo en salsa de tomate casero como que navegan en la salsa. A la zona de tomate le espolvoreamos un poquito de albahaca en polvo o muy picada.

Precalentamos el horno a 200º y metemos nuestra fuente a media altura bajando la temperatura a 180º. En este caso no tenemos miedo a que las paredes del calabacín se nos quemen ya que van sumergidas en la salsa de tomate.

En unos 20-25 minutos el plato queda ideal. Podéis darle un gratinado de unos minutos si queréis.

stuffed-zucchini-262917_960_720

 

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.