Categorías
Recetas Verduras

Champiñones rellenos

Champiñones rellenos

Los champiñones rellenos no son precisamante una receta fácil en cuanto a que nos quede muy profesional la presentación. Se necesita de mucha práctica y destreza porque sino nos saldrán como les venga en gana. Eso si, el sabor genial no nos lo quitará nadie, pero afeará la presencia final si no los colocamos bien.

Nosotros los hemos decidido hacer en esta receta como champiñones rellenos de verduras de la huerta, con lo cual escogeremos tomates, pimientos, calabacín y pepino.

Pero la verdad, si queréis hacerlos para una de las cenas o comidas de Navidad y os quedan bien presentados, podéis optar por rellenarlos de jamón ibérico, queso, incluso de salchichas. Nosotros, si no los hacemos de verduras, nos gustan rellenos de ibérico con un poco de queso gratinado por encima. Hemos incluso visto champiñones rellenos con huevo de codorniz, una verdadera exquisitez.

Ingredientes:

  • Champiñones 500gr.
  • 1 calabacín
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 2 tomates
  • 1 pepino
  • una cebolleta
  • sal
  • pimienta

Las cantidades que os ponemos da para hacer muchísimos champiñones rellenos, con lo cual tranquilos que si sobra relleno no hay problema.

Si escogemos champiñones de tipo portobello, que son los de gran sombrero, podremos rellenarlos más y, por lo tanto, realizar menor número. No obstante, nosotros hemos decidido hacerlos con champiñones normales, eso sí, que tengan grande el sombrero.

Lo primero y fundamental es quitarle el pie al champiñón. Se hará con extrema delicadeza ya que será el recipiente de nuestro relleno. Se limpieza, si hace falta con un pincel pequeño, pero hay que dejarlos limpios y sin roturas.

El relleno es muy fácil: se pica el pié de los champiñones, junto al calabacín, el pepino, los tomates, los pimientos y la cebolleta. Todo muy picadito en cubos pequeños.

Ahora viene la parte complicada de la receta: encontrar el punto exacto de preparación de los champiñones.

Precalentamos el horno a 200º, salpimentamos los champiñones y los ponemos en una bandeja de horno con un chorrito de aceite y los metemos al horno que habremos bajado a 180º. Es necesario ir tanteando cada 4 o 5 minutos como van los champiñones. Dependiendo del tamaño, del tipo de champiñón y del tiempo que los hayamos tenido esperando su preparación una vez limpios, el tiempo de la preparación varía. Eso si, nunca dejarlos en el horno más de 20 minutos porque se os carbonizarán fijo.

Más o menos a los 15 minutos de estar en el horno deberían de estar perfectos: dorados por fuera y tiernos al masticarlos.

Se deja que enfríen un poco y es cuando se le añade la combinación anterior en el relleno. Ideales como entrantes fríos o calientes para estas cenas navideñas que se acercan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.