La acústica y la distribución del tamaño de las burbujas del Champagne pueden proporcionar detalles sobre la calidad del vino

La acústica y la distribución del tamaño de las burbujas del Champagne pueden proporcionar detalles sobre la calidad del vino

La acústica y la distribución del tamaño de las burbujas del Champagne pueden proporcionar detalles sobre la calidad del vino

La acústica y la distribución del tamaño de las burbujas del Champagne pueden proporcionar detalles sobre la calidad del vino. El vino espumoso es tradicional por la explosión de sus burbujas. El Champagne se destaca por su icónico estallido del corcho, pero la acústica de las burbujas también juega un papel clave en determinar qué tan cara debe ser esa botella o, mejor dicho, la calidad que tiene ese vino.

Las aplicaciones de este trabajo podrían resultar útiles para ayudar en las pruebas de control de calidad de los vinos espumosos y otras bebidas carbonatadas. El uso de las propiedades acústicas de las burbujas como indicador de la calidad del vino podría evitar errores en la fabricación comercial o el envasado que pueden no ser detectables solo por el sabor.

«La aplicación directa sería como una herramienta simple que podría utilizarse para controlar la distribución del tamaño de la burbuja en los vinos espumosos», dijo Spratt.

«El objetivo del proyecto es estudiar los sonidos que producen las burbujas de champán y ver qué podemos inferir sobre las burbujas a partir de los sonidos que producen», dijo Spratt. «Las burbujas son muy resonantes. Básicamente suenan como campanas, y la frecuencia de ese zumbido depende en parte del tamaño de las burbujas. Existe la noción bien conocida de que la calidad de un vino espumoso está correlacionada con el tamaño de sus burbujas , y estamos investigando si la distribución del tamaño de burbuja de un vino espumoso se puede obtener a partir de medidas acústicas simples».

El equipo generalmente investiga las propiedades de las burbujas y cómo se relacionan con la acústica subacuática utilizando un hidrófono, un dispositivo eléctrico basado en un transductor que registra el sonido bajo el agua. Pensaron que una técnica similar podría aplicarse a la investigación de burbujas de vino.

«Cuando nos dimos cuenta de la idea de que las burbujas juegan un papel importante en la calidad de un vino espumoso, nuestro primer instinto fue colocar un hidrófono en un vaso y ver qué tipo de sonido podemos escuchar», dijo Spratt.

Para evitar la alteración de las propiedades de las burbujas de champaña, los investigadores recurrieron al uso de un hidrófono muy pequeño.

El diseño de la flauta de champán no es solo para parecer arbitrariamente elegante, sino que tiene un gran efecto en la formación de burbujas. «Una copa de vino también es un objeto resonante, por lo que otro desafío para nosotros fue asegurarnos de que las características del vidrio en sí no influyeran en nuestras mediciones de alguna manera», dijo Spratt.

Sin embargo, intentar tomar medidas en otros contenedores, especialmente espuma de poliestireno, dejó poco que desear. «Resulta que el proceso de formación de burbujas en espuma de poliestireno es completamente diferente que en el vidrio», dijo. «Entonces, si alguna vez tienes que recurrir a beber champán de una taza de espuma de poliestireno, las burbujas serán bastante diferentes».

Fuente:  Acoustical Society of America

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.