in

Vinos atlánticos o vinos mediterráneos, características y diferencias

Vinos atlánticos o vinos mediterráneos, características y diferencias 1

Vinos atlánticos o vinos mediterráneos

Muchos, cuando hablamos de vinos, nos limitamos a compararlos o o escoger por su color: tintos, rosados, blancos. Incluso podemos optar por dulces, espumosos, semisecos,… Pero lo que ya no es tan habitual, es hablar de escoger entre vinos atlánticos o vinos mediterráneos. Y es que, como su propio nombre indica, son más proclives a elaborarse cerca de ambos mares, pero ¿sabemos bien en que se diferencian ambos tipos de vino?

Las varietales que entran en su elaboración varían. Las condiciones climatológicas también. Los suelos, la orientación hacia el sol o las condiciones geográficas, son cosas que determinan la elaboración del vino y sus características. Estas son muy diferentes en su conjunto si hablamos de la zona cercana al Atlántico que si hablamos de la zona cercana al Mediterráneo. Vamos a ver que es lo que caracteriza a cada tipo de vino.

Vinos atlánticos

Cuando hablamos de estos vinos, solemos encontrarnos con vinos que suelen ser más ligeros que los vinos mediterráneos. Además, algo que los caracteriza sobremanera es su carga de acidez que es muy importante, incluso pecando de cierto grado de verdor que se refleja tanto en nariz como en boca (motivado esto por la dureza de los taninos). Lo que los  caracteriza, ya hablemos de vinos tintos o blancos mediterráneos, es su frescor, unido a la acidez ya comentada y a que suelen ser vinos con bastante cuerpo.

Un ejemplo de estos vinos son los Rías Baixas o Albariños. Sueles ser menos golosas en boca que los mediterráneos y donde las esencias a frutas con menos intensas también. El clima no es favorable para la maduración de las uvas lo que se transmite en vinos más ácidos, con menos azúcares, con menor graduación alcohólica y de colores más claros.

Vinos mediterráneos

Hablar de los vinos mediterráneos es hablar de vinos con mayores intensidades, sobre todo con una carga frutal más importante. Aromas a fruta madura y muy madura son muy habituales en este tipo de vinos.

Poseen más cuerpo que los vinos atlánticos a la vez que una mayor caga alcohólica también, soliendo ser vinos más estructurados y, como se suelen decir, más redondos. Su acidez es mucho menos marcada que la de los vinos atlánticos.

La zona mediterránea da´más horas de sol lo que repercute en la maduración de las uvas y que sean vinos más alcohólicos, con cargas de azúcar más elevadas lo que se traduce en vinos más golosos. Colores más intensos y profundos que los atlánticos y con una mayor complejidad tanto en la cata de fase de nariz como de fase de boca.

Una diferencia fundamental entre amos tipos es que mientras los primeros son una explosión de sensaciones nada más entrar en la boca, los segundos son vinos que aportan más cosas a medida que va,os tomando nuestra copa poco a poco.

Bacalao al ajoarriero 2

Bacalao al ajoarriero

Ensalada primavera 1

Ensalada primavera