in ,

Tarta casera de queso

Tarta casera de queso 1

Hoy volvemos al mundo de la repostería casera con otro clásico como es esta receta de tarta de queso en la que hemos empleado queso del estilo philadelphia. Veréis que no empleamos nada que no tengamos en la despensa y en la nevera, además de que es muy sencilla.

Rebajas
Cecotec Robot de Cocina Multifunción Mambo 8590
Prepárate para disfrutar con tu familia y amigos de exquisitos menús de la manera más rápida y sencilla. Ahora, además, cuenta con báscula incorporada para trabajar con cantidades exactas y no dejar nada a la improvisación.

Veamos los ingredientes:

  • 350 gramos de queso philadelphia
  • 1 litro de nata
  • un vaso grande de leche
  • un vaso de azúcar
  • 2 sobres de cuajada royal
  • 5 cucharadas de azúcar
  • 1 litro de agua

Elaboración.

Lo primero de todo es caramelizar el molde donde vamos a hacer la tarta. Las 5 cucharadas de azúcar y el litro de agua que ponemos al final de los ingredientes. Caramelizar implica dar vueltas al azúcar en el agua hasta que coja el color del caramelo una vez que llegue el agua a hervir.

Lo usamos para untar todo el molde.

Ponemos a hervir la nata a la vez que disolvemos los sobres de royal en el vaso de leche. Cuando la nata rompe a hervir echamos el contenido del vaso dejándolos un rato más hasta que vuelva a hervir la mezcla, momento en el que se retira del fuego.

Se le añade el vaso de azúcar y el queso removiéndolo rápidamente todo para que se mezcle bien hasta que quede como una crema que es cuando lo volcamos en el molde que habíamos caramelizado.

Se deja que se ponga a temperatura ambiente y a continuación se mete en la nevera y ya está.

Consejo o truco: nosotros no lo hemos hecho esta vez, pero si ponemos por la parte de arriba una capa de galletas estilo maría, al dar la vuelta el molde y desmoldarla, nos quedará como el suelo de una tarta y será más fácil de cortar.

Se acaramela un molde. Se pone a hervir la nata y mientras en el vaso de leche se disuelven las cuajadas, cuando hierve la nata se añade el vaso de leche y cuajada y se deja que de otro hervor, entonces se separa del fuego y se añade el vaso de azúcar y el queso, se mezcla todo bien hasta que está como una crema, sin nada de grumos, y se vuelca en el molde acaramelado. Se deja entibiar y se mete en la nevera. Servir muy fría.

También queda muy bien si se le pone una capa de galleta (tipo María) bien picada por encima. Así al darle la vuelta al molde queda la base perfecta.

Perú elegido como el Mejor destino culinario del 2014 1

Perú elegido como el Mejor destino culinario del 2014

Bassus Finca Casilla Herrera 2011 1

Bassus Finca Casilla Herrera 2011