Escapada gastroturística a la Comarca de la Maragatería

Escapada gastroturística a la Comarca de la Maragatería.

Aprovechando que el fin de semana pasado hemos asistido al #CocidoDay en Casa Pepa en Santa Colomba de Somoza, hemos decidido haceros una ‘review’ de un fin de semana de encanto que podéis pasar en la comarca leonesa de la Maragatería, o más coloquialmente conocida por ‘La Maragatería‘.

Su verdadero nombre es País de los Maragatos, anteriormente era llamada la Somozas.

Para los que no la ubiquéis, la comarca de la maragatería se encuentra en la provincia de León, en la zona central de la provinciade León y que reúne varias subcomarcas denominadas la Alta y la Baja Maragatería y, dentro de éstas, la vieja zona tradicional de la Somoza, donde nosotros hemos hecho parada.

Astorga, Brazuelo, Lucillo, Luyego, Santa Colomba de Somoza, Val de San Lorenzo y Santiago Millas. La capital de la Alta Maragatería actualmente está en Santa Colomba de Somoza, mientras que la capital de la Baja Maragatería está en Santiago Millas. La capital religiosa está en Luyego de Somoza, lugar donde se encuentra la patrona de los maragatos, Nuestra Señora la Virgen de los Remedios, si bien el obispado se encuentra en la ciudad de Astorga.

Este es el municipio más grande de las comarca, de hecho es la tercera ciudad en tamaño de la provincia tras León y Ponferrada. En Astorga, ciudad bimilenaria, parece que el tiempo corre más despacio. Su catedral, el Palacio Episcopal (obra de Antoni Gaudí – la foto) y el edificio del ayuntamiento, se nos antojan paradas obligadas. Pero, claro está, si algo gastronómicamente destaca sobre lo demás es el Museo del Chocolate. Una auténtica delicia que hará las mil maravillas para los amantes del chocolate.

Palacio Gaudí de Astorga

Aquí nos recibió la la guapísima Victoria Ylla, editora de la revista “La llave del Camino” quién, además de mostrarnos los monumentos más interesantes de la ciudad, nos llevó a la La Ruta de la tapa de Pedro de Mato, compuesta por 15 establecimientos que crearon una ruta de tapas que es un clásico en Astorga. Lógicamente solo visitamos unos cuantos porque sino malamente podríamos seguir luego con nuestro cocido. Un verdadero manjar de aperitivos estas tapas regados por unos excelentes vinos leoneses. Estuvimos en Gastrobar Restaurante La Paloma, con un exquisito paté de pulpo a la gallega, en Cervecería D-Tapas, con un clásico de tapas con el picadillo de cerdo como triunfador,  ‘El Aperitivo’, anexo al Ciudad de Astorga en plena plaza de la Catedral, donde ese huevo rodeado de picadillo, regado con vinos leoneses ha sido espectacular.

DSCF5535

Nosotros escogimos como lugar de estancia Casa Pepa, en Santa Colomba de Somoza y hemos de decir que nos ha encantado. Es una casona maragata del S.XVIII, restaurada desde el año 2000 y convertida en hotel rural (cuenta con seis habitaciones) y restaurante abierto al público. Situada en plena Maragatería, parece que el tiempo se pare allí, entorno a la chimenea. Es el centro de reunión de la casa, donde las tertulias mandan al calor del fuego, de un café o de un buen vino. Es una sitio realmente acogedor y encantador al que no le falta ni un solo detalle para disfrutar realmente de un fin de semana relajante y con encanto.

IMG_20140315_151029

Casa Pepa, en Santa Colomba de Somoza

Gastronomía

El plato más conocido de la Comarca Maragata es, como no podía ser de otra forma, el cocido maragato, cuya principal característica es que se sirve al revés, comenzando por las carnes —cuya variedad puede alcanzar los doce tipos—, siguiendo los garbanzos, las patatas y la verdura, y la sopa, para acabar con el postre, que suele consistir en natillas. La tradición dice que la razón de este cambio en el orden de los platos se apoya en la costumbre de los arrieros, que preferían comer antes la carne fría para luego, una vez llegados a una población, calentar la sopa.

Nosotros, como íbamos ya a participar en el #CocidoDay, le estábamos haciendo boca a este cocido maragato, del cual más adelante os pondremos un resumen de la jornada.

Otros platos destacados de la gastronomía maragata son las sopa de ajo, el congrio al ajoarriero, las mollejas en salsa, las berzas con bacalao y la cecina de León, fiambre de vacuno que desde 1994 goza del beneficio de una Indicación Geográfica Protegida. Todas estas posibilidades culinarias, que fueron básicas para la gente de esta zona, son conservadas y difundidas por la Asociación Gastronómica y Cultural «El Borrallo», cuyas jornadas de cocina culminan con la matanza del cerdo, de la cual se obtienen diferentes productos.

En cuanto a repostería, los dulces ocupan un lugar destacado en la cocina maragata, ¿quién no conoce las mantecadas de Astorga? De hecho son Indicación Geográfica Protegida. La primera vez que se habló de ellas data de 1805, y en 1850 comenzó su comercialización; su origen es poco seguro aunque se cree que la receta surgió de una monja del convento de Sancti Spiritus, que abandonó los hábitos para casarse y la popularizó. Otro dulce, extendido también por el resto de la provincia, son los hojaldres, bañados en almíbar y surgidos a mediados del siglo XX. También son descatados los merles, una masa de hojaldre rellena de crema y cubierta de azúcar tostado, y el chocolate, presente ya en Astorga a mediados del siglo XIX, cuya industria contaba en 1916 con 41 fábricas en la ciudad, de las cuales sólo quedan cuatro.

#CocidoDay en Casa Pepa

No fuimos los primeros en degustar este manjar del ‘cocido maragato al estilo Pepa‘, ya que la propia Ana Duato, dentro de su programa Un País para comérselo, ya tuvo el placer de probarlo. ¿Qué es el estilo Pepa?

Cocido Leader: Laura Alonso Anfitriona: Pepa Nieto

BiywxkzIMAAtKSO

Invitados:

A eso de las 14:30h ya estábamos en ruta a Casa Pepa, donde nuestra anfitriona preparó el cocido maragato con once tipos de carne diferentes: chorizo, costilla de vaca curada, gallina, lacón, lengua, morcillo, morro, oreja, panceta, pata y tocino. Además, después de las carnes hay que probar los garbanzos con la verdura y luego la sopa, ya que como os dijimos antes, la tradición en este cocido maragato es la de dejar la sopa para el final.

1491770_10152118034128020_1960212415_n

Por si fuera poco, el postre es colosal, ya que hablamos de unas estupendas y caseras natillas acompañadas de un trozo de roscón. Y como sobremesa, el Filandón. Pepa también participó en él. Pretende ser una sobremesa distendida en la cual todo el mundo aporte sus conocimientos.

Brian Bufón un verdadero fenómeno, músico, cantautor e ilustrador, nos amenizó el Filandón.

DSCF5560

El restaurante donde se pueden probar estas exquisiteces está abierto al público. Así que si pasas por la A6 (A Coruña-Madrid) o si hacéis el Camino de Santiago, es parada obligada para coger fuerzas.

Dispone de dos comedores: “Las Veledas” tiene capacidad para 40 comensales y la chimenea le da un ambiente acogedor, mientras, “La Fontanica” es más íntimo y recogido (14 pax).

 La ‘Masterchefa’ Pepa

Nueva_1_DSCF5563

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.