Llega el ‘Food sharing’ a España de la mano de Sergio Benito

HE_Sergio-3714

Una nueva tendencia en gastronomía parece que entra en España. Si hace más de un año os comentábamos en este magazine corrientes nuevas como eran el ‘Street food’ y los ‘Foodtrucks’, que sonaban lejanas y que ahora están a la orden del día, lo mismo puede ocurrir con el nueva concepto de ‘Food sharing’.

Al igual que las tendencias anteriores, el fundamento del ‘Food sharing’ vuelve a estar ligado al acercamiento de la gastronomía de calidad a todos los perfiles sociales, acercando más el proceso de elaboración de los platos a quién los va a comer.

¿Qué definiríamos como Food sharing?

El Food Sharing se puede entender como una red social para la realización de encuentros gastronómicos. Por lo tanto se HE_Sergio-3511
vincula la idea de gastronomía con la del networking y compartir. Pero dicho así no deja de ser similar a eventos ya que existen en la actualidad de networking que tienen como escenario un evento gastronómico. ¿Qué es lo qué diferencia entonces al Food sharing?

Pues en el Food sharing no se trata de realizar un evento en un restaurante. Lo que se busca es crear un ambiente distinto que permita la interacción entre los comensales y disfrutar de una forma diferente de la gastronomía, más ‘privada’, más exclusiva, diferente, y para ello en vez de acudir a un restaurante, se acude a un domicilio particular donde un chef profesional cocina para ti en su propia casa y para el grupo de gente que vaya contigo. Es un ambiente más distendido que el que te puede dar un restaurante al uso, que facilita la interacción entre los comensales, una experiencia más social (más interactiva) entre los asistentes, a lo que se le añade el hecho de que también se produce una interacción con el propio chef que cocina en su casa para ti.

¿Os extraña u os parece raro ir al domicilio de un extraño a comer?

Aunque parezca descabellada la idea de ir a comer a casa de un desconocido, estamos ante un concepto que ya está instaurado en nuestro día a día y que lo llevamos a cabo con total normalidad. Un ejemplo es la de compartir coche para desplazamientos comunes como es la empresa Blablacar. Pero sin ir tan lejos, quedadas entre desconocidos en páginas de contactos o redes sociales, reuniones de aficionados para realizar un mismo hobbie, o incluso las clases particulares que nos ofrecen en cualquier farola de inglés o de guitarra, son actividades en las que nos desplazamos al domicilio de un extraño con una finalidad. ¿Por qué no la de disfrutar de una excelente comida o una cena?

HE_Sergio-3540

Ya hay empresas en Barcelona que realizan actividades como estas en diferentes domicilios, algo que ya en media Europa está generalizado. Pero hoy nos detenemos en la experiencia que nos llega a Madrid de la mano del chef Sergio Benito que, por decirlo de alguna forma, posee un propio restaurante en su domicilio.

Experto en gastronomía con más de 20 años de experiencia, percibe en su entorno y a través de las redes sociales, que existe una demanda por parte de muchas personas que quieren conocer y realizar nuevas experiencias en el entorno gastronómico y el ha visto en el ‘Food sharing’ la respuesta a esta demanda.

HE_Sergio-3716Hemos mantenido con Sergio una entrevista sobre esta nueva tendencia gastronómica al alza en toda Europa y que ya llega a España.

Recetum: ¿Cómo se te ha ocurrido el lanzarte al mundo del ‘Food sharing’?

Sergio: Llevo muchos años en el mundo de la gastronomía y la experiencia me dice que todos somos inicialmente reacios a las nuevas tendencias gastronómicas pero que, una vez probadas, suelen encantar a los que las realizan y se suelen extender con mucha facilidad. Ha pasado en España con la proliferación de las ‘caravanas de foodtrucks’ hace poco y en estos momentos está ocurriendo con el ‘Food sharing’ en Europa. Esta es la principal razón que me ha animado a comenzar con esta experiencia.

Recetum: ¿Crees que los españoles iremos al domicilio particular de un extraño a comer con un grupo de amigos?

Sergio: ¿No vamos a un restaurante? Podemos ir a un restaurante conocido o a uno nuevo un grupo de amigos para probar nuevas cosas, nuevas cocinas, nuevos ambientes, entonces ¿por qué no vamos a ir a un domicilio particular donde me ofrecen lo mismo que en cualquier restaurante y con un ambiente mucho más cercano, exclusivo y que me facilita más la interacción con los que vamos a compartir la comida o la cena? La experiencia gastronómica de cualquier restaurante la da también el ‘Food sharing’ con el valor añadido de la ‘exclusividad’.

Recetum: Mucha gente va a diferentes restaurantes para probar por ejemplo diferentes cocinas, ¿eso lo ofrece el food sharing?

Sergio: No solo lo ofrece, sino que es uno de sus elementos diferenciadores. En mi caso por ejemplo, se me puede pedir que el HE_Sergio-3605menú que prepare sea de diferentes cocinas, asiáticas, europeas, americanas,.. o una combinación de diferentes cocinas. El
comensal va a ver en persona como se elaboran los platos y disfrutará de esos sabores que busca de la misma forma que lo hace en un restaurante. Claro que si vamos a un ‘italiano’, a un ‘chino’, …, disfrutaremos de ese tipo de cocina, pero no de platos de otras cocinas. El estilo del restaurante limita la experiencia del  comensal al tipo de cocina que realiza, en el food sharing eso no ocurre. Se pueden disfrutar de diferentes cocinas en el mismo ambiente.

Gente que gusta de probar diferentes cocinas, puede por ejemplo ir a comer a casa de un amigo hindú o japonés para probar su cocina. Pues eso lo ofrece el ‘food sharing’ a la perfección.

Recetum: ¿Se podría decir por lo tanto que el food sharing será una competencia los restaurantes tradicionales?

Sergio: Para nada. Los clientes tipo de los restaurantes seguirán yendo a ellos a vivir las experiencias que buscan. El food sharing ocupa un hueco para determinados perfiles que buscan cosas nuevas en gastronomía que no encuentran en los restaurantes tradicionales. Ya sea una comida más variada, un ambiente más discreto porque no quieres comer al lado de nadie que no vaya contigo, más privacidad que te permita tener una mayor interacción que te permita el networking,…, incluso, ¿por qué no puede venir un chef por ejemplo a mi casa y yo luego a la suya o viceversa? ¿No dejaría de ser una forma de networking?

Recetum: ¿Podríamos decir por lo tanto que el perfil del cliente de food sharing busca más la exclusividad y tranquilidad que los clientes habituales de los restaurantes?

HE_Sergio-3630Sergio: Sin duda. Ya sea porque los que asisten a la comida o cena quieren disfrutar de una buena comida pero, por ejemplo, quieren tener una posterior interactuación que un restaurante tradicional no les facilita. Ya sea porque quieren disfrutar de una nueva experiencia gastronómica sin un horario tan rígido como el que ofrece el restaurante tradicional. Incluso los usuarios del food sharing puede que lo que busquen es aprender de cocina viendo más de cerca trabajar a los chefs. En cualquier caso es que lo que ofrece el food sharing es bastante diferente a la que ofrece un restaurante habitual.

Recetum: Aun así, al igual que sucedió con la firma de compartir coche particular como fue Blablacar, ¿puede que tengas en contra a quien considere que haces competencia a los establecimientos hosteleros de toda la vida?

Sergio: Seguro que hay opiniones para todo. Pero el food sharing no es una actividad empresarial como la de un restaurante. De hecho, al que acude a comer o a cenar, no se le cobra como un servicio de comida, sino que lo que hace es contribuir a la compra de las materias primas que se emplean en la elaboración de los platos. Se puede decir que la actividad no es de ánimo de lucro, sino más bien la de fomentar el networking y el consumo gastronómico más social. Lógicamente, de esta actividad pueden surgir propuestas de negocios, tanto para los chefs como entre los asistentes a una comida o cena.

Es realmente una forma más distendida y privada de realizar una actividad de negocio en un entorno gastronómico que no hay en la actualidad.

HE_Sergio-3692

Recetum: Objetores habrá, pero también los hay del tipo de comida que se sirve en determinados restaurantes de ‘alto standing’. ¿Qué crees que ocurrirá ante esta nueva tendencia?

Sergio: En la sociedad actual cada vez hay más necesidad de relacionarse más físicamente entre las personas. Mucha gente comparte prácticamente toda su vida en las redes sociales y luego no tiene contacto físico con nadie. Eso se va a invertir en breve y una de las mejores opciones en torno a la gastronomía es el food sharing. ¿Por qué no van a ir a una experiencia gastronómica como esta los miembros de un grupo por ejemplo de Facebook como forma de conocerse entre ellos? El Food sharing nace del tipo de sociedad actual, más social, más interactiva en redes, y es realmente una forma de pasar al mundo real todo lo que ocurre en los entornos de Internet.

HE_Sergio-3484

Demos tiempo a la sociedad y que los 5 segmentos de la Ley de difusión de innovaciones de Everett Rogers, nos vayan contando. Dentro de unos años seguro veremos a muchos chefs reconocidos caminando de la mano del food sharing abriéndonos sus casas como si siempre lo hubieran hecho y todos lo consideraremos normal pero hasta entonces somos pocos y desconocidos los que peleamos por ello.

 

 

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.