Ensalada templada de verduras

Ensalada templada de verduras

Seguimos con nuestro especial de ensaladas ya que el verano se acerca y hoy os traemos esta Ensalada templada de verduras que, como su nombre indica, se puede tomar templada o podéis dejarla enfriar y tomarla como otra ensalada normal y corriente. Como véis, puede pasar bien por una brasería de verduras, pero con la diferencia de que aquí no vamos a hacerlas a la brasa y que no las vamos a pasar tanto, ya que nos limitaremos a saltearlas para que se ablanden y conserven el sabor al máximo sin llegar a que se nos doren ni tuesten.

Como véis, admite muchísimas verduras, por no decir todas, ya que los sabores de las verduras se juntan y dan un sabor francamente increible al conjunto.

Vamos a ver que ingredientes lleva esta Ensalada templada de verduras pero tener en cuenta que queda a vuestra discreción el cambiar, quitar o añadir alguna verdura porque no os guste. Para cuatro personas:

  • Dos zanahorias medianas
  • 125 gramos de champiñones
  • Una cebolla mediana
  • Media docena de mazorquitas de maiz baby
  • Un pimiento rojo
  • 150 gramos de judías planas
  • 100 gramos de habichuelas
  • Un puerro (la parte verde)
  • Un tomate pequeño de ensalada
  • Sal
  • Pimienta blanca
  • Aceite

La elaboración no tiene demasiada dificultad pero si tiene su truquillo, ya que hay que tener en cuenta que las verduras sueltan agua, unas más que otras, con lo cual añadirlas todas a la vez puede que enague el aceite que pongamos y evite que se ablanden. Por ese motivo lo primero de todo es cortar las diferentes perduras y escurrirlas el máximo posible.

Las zanahorias las cortamos en bastones no muy gruesos, para que se ablanden bien. Los champiñones, preferiblemente de tamaño no muy grande, los laminamos.La cebollas la cortamos en trozos de máximo de un centímetro de largo (en cuadraditos mejor). Las mazorquitas las echamos tal cual. El pimiento rojo en tiras o bastones similares a la zanahoria. Las judías planas las partimos en dos o tres trozos dependiendo del tamaño, pero que no supere ningún trozo los 3-4 centímetros. La parte verde del puerro se corta en aros y el tomate en pequeños trozos. Las habichuelas, tal cual.

En una sartén con aceite muy caliente, empezamos por la zanahoria, el pimiento y la cebolla. Salteamos todo y cuando empiecen a ablandar, añadimos el maiz, las judías, las habichuelas y el puerro, que se harán más rápido que lo anterior. Por último echamos los champiñones y el tomate, porque suelen ser los que más agua suelten al saltearlos.

Se puede servir esta ensalada templada de verduras tal cual salga de la sartén o dejar que se enfríe a temperatura ambiente. Nosotros como aderezo salpimentamos y, como mucho, un chorrito pequeño de aceite.

Deja un comentario