Fabes con acelgas

Fabes con acelgas

Aunque la más famosa es la receta de la fabada al ‘estilo asturiano’, también con fabas traídas de Asturias, se nos plantea la posibilidad de hacer esta receta de hoy de Fabes con acelgas.

Ingredientes

  • ½ de kg de fabe asturianas de las de poner a remojo la noche anterior
  • 400 gramos de acelgas
  • 200 gramos de panceta
  • 1 cebolla mediana
  • 2 dientes de ajo
  • pimentón dulce
  • aceite
  • sal

Frente ala de la semana pasada en la que acompañábamos a las fabes con chorizo, morcilla y panceta, en esta ocasión las hacemos un poco más vegetarianas, y solo añadimos panceta. Si no queréis ponerla podéis optar por un poquito de jamón para darle más sabor y chorizo y morcilla para darle sabor y color. Pero no es el fin de esta receta, ya que sino os iríamos a la clásica fabada y esta queremos que sea una alternativa más ligera.

Cogemos las fabes escurridas y las echamos en una olla con agua. Lo ideal es que cubra el doble de lo que cubren las fabes. Las ponemos a fuego vivo hasta que hierva, momento en el que bajaremos al mínimo el fuego

Preparamos nuestro sofrito mientras tanto: sartén con aceite cebolla en trocitos, los ajos y el pimentón. Cuando se dore el conjunto lo echamos en la olla de las fabes que estará ya a fuego lento. Echamos la panceta y ponemos a fuego lento unas dos horas. Cuando falte algo menos de media hora, es el momento de añadir las acelgas ya que se harán mucho más rápido  que las fabes. Cuando veamos que estas están tiernas, retiramos del fuego y, como el otro día, sacaremos unas cuantas habas y líquido de la pota para pasarlas por la turbi. Podemos echar los dientes de ajo que estarán en la olla y, en caso de que veamos que nos queda muy líquido, podemos añadir una pizca de harina.

Sacamos la panceta, la troceamos y la añadimos así como la salsa del turbi. Dejamos entre 5 y 10 minutos más a fuego lento y removemos para que se junten los sabores y retiramos finalmente del fuego.

Consejo: están buenas sin panceta y podéis emplear jamón en su defecto. Si ponéis chorizo, no pasaros con el pimentón.

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.