Crêpe Suzette

crepe-suzette-187788_960_720

Hoy vamos con uno de esos postres muy conocidos fuer a de nuestras fronteras pero no tanto aquí y que es una verdadera delicia. Se trata de la Crêpe Suzette. Es una crêpe dulce, rellena con «beurre Suzette» (mantequilla Suzette), una mezcla de mantequilla, azúcar, zumo exprimido de mandarina o naranja, y triple sec (licor incoloro con 40º de alcohol, hecho a partir de la destilación de cáscaras de naranja). Puede ser flambeada con brandy, aunque el flambeado es opcional.

La característica de las crêpes Suzette es el beurre Suzette, con el que se rellenan las crêpes antes de doblarlas en triángulos. Este relleno consiste en mantequilla que ha sido ablandada hasta que tenga la consistencia de una pomada. Se bate con azúcar y zumo, bien de naranja o de mandarina, y Grand Marnier o Curaçao. Las finas tiras de piel de naranja sirven para decorar o se pueden añadir a la mantequilla. En el momento de servirlas se pasan por una sarten a fuego suave o un par de minutos en el horno, y se sirven en seguida, calientes.

El flameado habría sido una invención posterior del chef Henry Charpentier, probablemente a raíz de un accidente fortuito, y este chef dio a conocer las crêpes Suzette flameadas, generalmente con brandy.

Vamos con los ingredientes ya que la elaboración ya más o menos os la hemos indicado antes:

  • 4 huevos grandes
  • 750 ml de leche entera
  • 250 ml de cerveza rubia
  • 1 poco de sal
  • 400 g de harina de trigo
  • 50 g de mantequilla derretida
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • La ralladura de 1 naranja o aceite esencial de mandarina o naranja
  • 30 g de azúcar
  • 100 g de mantequilla (crema)
  • 1 naranja (crema)
  • 100 ml Grand Marnier Rojo (crema)
  • 100 g de azúcar moreno (crema)
  • 150 ml Grand Marnier Rojo (para flambear 15 crepes) o brandy (opcional)

Una vez limpiemos la naranja, sacamos la ralladura sin llegar a la parte blanda que es donde encontramos el amargor.

Vamos con la pasta: Echamos en un bol la leche, cerveza, harina, sal, la mantequilla en pomada y los huevos. Batimos todo con la batidora sin que queden grumos y a reposar una hora.

Le ponemos a continuación la ralladura de la naranja, la esencia de vainilla y dos cucharadas de azúcar.

En una sartén (si no tenemos crepera), echamos un poco de mantequilla, paro solo para untarla. La primera suele quedar mas aceitosa, con lo cual pasar a la segunda para hacerla mejor. Echamos la masa en la sartén que cubra todo el fondo pero para que quede fina al doblarla, giraremos la sartén como si filloas o freixuelos fueran, ya que no hay casi diferencia en su elaboración.

En unos 15 segundos se empezarán a doblar los bordes y es cuando le damos la vuelta con cuidado y con la ayuda de un tenedor. Consejo: al dar la vuelta, si no tiene tono dorado es por falta de huevo con lo que se le puede añadir otro ya batido a la masa.

Vamos con la elaboración de la beurre Suzette.

Cogemos otra naranja a la que le quitamos la ralladura y la cortamos en dos. Además nos quedamos con el zumo de una de las dos partes. y exprimimos el zumo de la mitad de la naranja.

Machacamos la ralladura con el azúcar en un mortero.y le vamos añadiendo la mantequilla y batimos. Agregamos el zumo y el Grand Marnier a la mantequilla y el azúcar. Mezclamos bien toda hasta conseguir una crema bastante líquida.

Cogemos las crepes que habíamos hecho y las doblamos en pañuelo y las pasamos por la crema de naranja o beurre Suzette que hemos hecho. Las podemos tomar así con un poco de azúcar moreno por encima o flambearlas con brandy.

 

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.