Vinagreta casera sin aceite

vinagreta sin aceite

Llega el calor y la temporada de ensaladas con lo cual hay que ir buscando aliños o salsas sencillas de hacer en casa que nos den mucho sabor a nuestras diferentes propuestas de ensaladas saludables. Hoy os traemos esta vinagreta casera sin aceite, que realmente no deja de ser una salsa de guacamole pero sin llegar a llevar todos los ingredientes de esta salsa que es más densa que nuestra vinagreta.

A simple vista destaca que el guacamole queda con más tropezones y más para untar, mientras que nuestra vinagreta queda más como un batido (más o menos líquido según queramos).

Vamos a necesitar para nuestra vinagreta:

  • Un aguacate
  • Un limón
  • Medio litro de agua
  • Pimienta cayena
  • Sal
  • Cilantro

Pelamos el aguacate, lo troceamos y lo echamos al vaso de la turbi. A continuación exprimimos el limón y echamos el zumo en el vaso. Añadimos el medio litro de agua, una cucharada de café de pimienta cayena, media cucharada de sal y unas ramitas de cilantro. Picamos todo con la turbi y veremos que nos queda una salsa verdosa (por culpa del aguacate) pero mucho más líquida que lo que se conoce como guacamole. A nuestra vinagreta, el toque oleoso se lo da el aguacate y el cítrico o acidez (no lleva vinagre) se lo da el zumo de limón.

Un truco: si os gusta que esta vinagreta o aderezo sea más líquida, podemos echarle algo más de agua cuando estamos triturando con la turbi,

Deja un comentario