Psi 2012

IMG_20141204_134424-1

Estamos ante uno de los clásicos de la Ribera del Duero con este Psi 2012 elaborado por Dominio de Pingus, de la mano Peter Sissek que buscaba cuando se estableció en este proyecto dar una mayor frescura y sutileza a los vinos de Ribera del Duero, cosa que ha conseguido a todas luces.

Fue una añada complicada en Ribera del Duero por sequía en invierno y temperaturas más elevadas de lo habitual, lo que se nota en esta añada frente a otras anteriores. Aun así, teniendo en cuenta que se elabora con las mejores viñas de esta bodega, el resultado es excelente. Cepas de más de 30 años cultivadas en microparcelas.

Elaborado con varietal Tinto Fino 100%, es enormemente frutal tanto en nariz como en boca frente a la gran mayoría de los ‘Riberas’, que es lo que quiere su enólogo con este vino. Curiosamente en su crianza se han empleado barricas de roble francés que anteriormente tuvieron en otras añadas a los vinos Pingus y Flor de Pingus.

En nariz presenta aromas a frutos del bosque, frutas rojas como grosellas o frambuesas. Toques en el fondo de y especiados fruto del paso por madera.

De entrada en boca es un vino amplio que en el paso certifica la presencia abundante de fruta, sobre todo roja como las fresas y frambuesas con un apunte especiado.

Es un vino atípico en Ribera del Duero por su gran carga frutal que es lo que se quiere y se consigue en este vino.

A seguir Psi 2010, Psi 2011Psi 2013, Psi 2014 y Psi 2015

IMG_20141204_134437-1

IMG_20141204_134424-1

Estamos ante uno de los clásicos de la Ribera del Duero con este Psi 2012 elaborado por Dominio de Pingus, de la mano Peter Sissek que buscaba cuando se estableció en este proyecto dar una mayor frescura y sutileza a los vinos de Ribera del Duero, cosa que ha conseguido a todas luces.

Fue una añada complicada en Ribera del Duero por sequía en invierno y temperaturas más elevadas de lo habitual, lo que se nota en esta añada frente a otras anteriores. Aun así, teniendo en cuenta que se elabora con las mejores viñas de esta bodega, el resultado es excelente. Cepas de más de 30 años cultivadas en microparcelas.

Elaborado con varietal Tinto Fino 100%, es enormemente frutal tanto en nariz como en boca frente a la gran mayoría de los ‘Riberas’, que es lo que quiere su enólogo con este vino. Curiosamente en su crianza se han empleado barricas de roble francés que anteriormente tuvieron en otras añadas a los vinos Pingus y Flor de Pingus.

En nariz presenta aromas a frutos del bosque, frutas rojas como grosellas o frambuesas. Toques en el fondo de y especiados fruto del paso por madera.

De entrada en boca es un vino amplio que en el paso certifica la presencia abundante de fruta, sobre todo roja como las fresas y frambuesas con un apunte especiado.

Es un vino atípico en Ribera del Duero por su gran carga frutal que es lo que se quiere y se consigue en este vino.

IMG_20141204_134437-1

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.