Los enólogos de Burdeos optimistas por la calidad de la añada 2017

Los enólogos de Burdeos optimistas por la calidad de la añada 2017

Saint Emilion

Los enólogos de Burdeos optimistas por la calidad de la añada 2017

Los enólogos de Burdeos optimistas por la calidad de la añada 2017, pese a la caída en volumen. Cosecharon uvas sanas y maduras este año, incluso después de las peores heladas en un cuarto de siglo en abril y redujeron significativamente la cantidad disponible para embotellar.

Chateau Angelus, una propiedad de Saint Emilion cuyas botellas han aparecido en las películas de James Bond y añadas antigua se venden por 500 dólares, indicó a principios de este año que hasta el 20% de las parcelas dedicadas a su vino principal se habían visto afectadas por las heladas. Ahora estima la caída en la producción en más o menos un 15%. Aun así están contentos «en términos de calidad», dijo la propietaria Stephanie de Bouard-Rivoal. La producción del principal vino Angelus, normalmente alrededor de 100.000 botellas, será este año entre 80,000 y 85,000 botellas

En todo el país, los enólogos franceses producirán la cosecha más pequeña en 60 años, con las heladas de primavera en Burdeos y en otros lugares combinadas con tormentas de verano que causan pudrición en Champagne y racimos de uvas que se están secando más al sur.

Si bien las heladas reducen la cantidad de uvas disponibles para la elaboración del vino, no necesariamente afectan la calidad de las que escapan al daño, y los productores de Burdeos han notado que una de las añadas más memorables del siglo pasado, 1945, también fue golpeada por la primavera fría.

En Clos Fourtet, un viñedo en el borde de la ciudad medieval de Saint Emilion, alrededor del 25% de las uvas se perdieron a causa de las heladas, con bayas pequeñas y rendimientos inferiores a lo normal que contribuyen a una disminución general de alrededor del 40% del volumen producido según Matthieu Cuvelier, cuya familia es propietaria de la propiedad.

En el Chateau La Gaffeliere, en un terreno más bajo debajo de la ciudad, la producción bajará alrededor del 30%, pero «la calidad es buena», dijo el director de ventas Thomas Soubes.

Las fincas clasificadas, productores de los vinos más caros de Burdeos, suelen tener sus viñedos en pendientes favorables o cerca del estuario del Gironda, con menos exposición a las heladas que muchos productores más pequeños en áreas más planas y bajas que fueron más afectadas por el frío.

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.