Los Vinos Chinchilla apuestan por la sostenibilidad 1

Los Vinos Chinchilla apuestan por la sostenibilidad

Los Vinos Chinchilla apuestan por la sostenibilidad.

La bodega rondeña “Doña Felisa” propietaria de las marcas Chinchilla, a sido pionera en poner en marcha junto al Centro de Innovación y Tecnología Agroalimentaria, el estudio en su marca  de vino tinto,” Doble Doce” de la Huella de Carbono.

La huella de carbono es un indicador ambiental que expresa la cantidad de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) que están asociadas al ciclo de vida de un producto, de un servicio o de la actividad de una empresa, y que contribuyen al calentamiento global como categoría de impacto ambiental.

La determinación de la huella de carbono permite identificar oportunidades de ahorro energético y económico, consecuencia de un mejor conocimiento de las fuentes emisoras y las posibilidades de reducción de emisiones.

Actualmente existe una apuesta mundial para luchar contra el cambio climático, siendo la línea de trabajo que debemos seguir la de conseguir una disminución de GEI. La visión tanto internacional como nacional es apostar por una sociedad baja en carbono. Cada día son más las empresas y organismos públicos a nivel nacional e internacional que miden su huella de carbono, es decir que cuantifican las emisiones de GEI que se generan a lo largo del ciclo de vida de sus productos.

El Proyecto AGROEVAL, es una iniciativa de ámbito nacional realizada con la colaboración de la Fundación Biodiversidad y el Ministerio de Agricultura Alimentación y Medio Ambiente, dirigida a la sensibilización del sector agroalimentario, en concreto de la producción del vino y de la sidra, sobre la necesidad de conocer el impacto de su actividad en el nivel de CO2 y en el calentamiento global, así como concienciar sobre las posibilidades existentes de mitigación de ese impacto.

Bodega Doña Felisa  ha participado en el desarrollo del Proyecto AGROEVAL  HCO2 en Andalucía, consiguiendo unos resultados satisfactorios, dando lugar a unas emisiones de gases de efecto invernadero mínimas.

La bodega rondeña , concienciada con el medio ambiente, esta convencida de que  preservar y mantener el medio dará frutos en el futuro.

Las uvas empleadas para sus vinos se obtienen bajo el desarrollo de una Viticultura Integrada, con un control totalmente reglamentado que sigue unos parámetros respetuosos con el medio ambiente.

Con motivo de este proyecto,  las empresas participantes han realizado una  donación  para colaborar con proyectos internacionales, en este caso la bodega rondeña ha hecho una donación para la creación de minicentrales hidroeléctricas en zonas rurales de Vietnam.


Publicado

en

, ,

por

Etiquetas: