Bavaroise de chocolate 1

Bavaroise de chocolate

Hoy os dejamos para el finde una tarta de las que seguro que os encantas, de chocolate. Os la dejamos de sábado porque es laboriosa y así tenéis más tiempo. Se trata de esta Bavaroise de chocolate.

3 huevos enteros,200 gr. de azúcar (8 cucharadas soperas),3 hojas de cola de pescado finas (2½ si son más gruesas),2 cucharadas soperas de Kirsch, 500 gr. de fresas o fresones,4 cucharadas soperas de agua,3 gotas de carmín (si se pone fresón),250 gr. de nata montada,

una pizca de sal.

Se baten en la batidora las fresas o fresones, dejando algunos para adorno. Después de batirlas bien se debe conseguir un vaso grande de puré, más bien líquido, al que se agrega el kirsch. Aparte, en una ensaladera, se mezclan muy bien las 3 yemas de huevo con el azúcar. Se mueven con una cuchara de madera durante 8 a 10 minutos, hasta que quede una crema espumosa. En un cazo pequeño y aparte se cortan las hojas de cola de pescado y se ponen en remojo con una cucharada sopera de agua fría. Mientras están en remojo se añade a la crema de los huevos y azúcar el vaso de fresas batidas; se mueve bien. Aparte se baten muy firmes las 3 claras de huevo con una pizca de sal para que queden más firmes.

Se calienta un poco el cazo con el agua y la cola, teniendo mucho cuidado de que no hierva (pues adquiere mal sabor). Se mezcla bien para que se derrita toda y, poco a poco y sin dejar de mover, se incorpora a la crema. Una vez bien mezclada, se agregan las gotas de carmín (es sólo para que quede más bonito; si no se tiene no importa). Después, poco a poco, se van mezclando la mitad de la nata y después las claras, que han de estar muy firmes. Se mezcla bien para que no queden grumos sin incorporar y se mete en una flanera previamente untada con aceite. Esta se escurre para que no haya sobrante de aceite. Se mete en la nevera por lo menos 4 horas antes de servirla.

Se desmolda al ir a servir, pasando un cuchillo de punta redonda alrededor del molde y una vez volcado sobre la fuente, con precaución, se levanta un poco un lado y se mete la punta del cuchillo, sólo para que entre un poquito de aire y caiga la bavaroise, que suele hacer ventosa. Se adorna con la nata (con una manga) y se ponen las fresas unas pocas arriba y otras alrededor de la bavaroise. Se sirve bien frío.


Publicado

en

, ,

por

Etiquetas: