in ,

No es ibérico todo lo que pone ibérico (2ª parte)

A por el Record Guiness de Jamón cortado a mano más grande del mundo en Toledo 1

Hoy queremos retomar el artículo No es ibérico todo lo que pone ibérico que os dejamos el pasado mes de julio y en el cual reflejábamos las pruebas de la estafa a diferentes niveles y a los consumidores que se estaba produciendo en materia del cerdo ibérico. Hoy continuamos en esta segunda parte con las nuevas pruebas y acontecimientos que ahondan en el problema y continúan mostrando la estaba que se han montado.

Rebajas
Cecotec Robot de Cocina Multifunción Mambo 8590
Prepárate para disfrutar con tu familia y amigos de exquisitos menús de la manera más rápida y sencilla. Ahora, además, cuenta con báscula incorporada para trabajar con cantidades exactas y no dejar nada a la improvisación.

Y es que desde el propio órgano encargado de la certificación de la calidad de las hembras reproductoras, la Asociación Española de Criadores de Cerdo Ibérico, asegura, desde su propia secretaría general, que la norma, según está propuesta y así se está haciendo, permite inscribir a hembras que no son de raza pura, lo cual hace que se incremente el fraude. Es más, la mayoría de las hembras inscritas no lo son.

Y como muestra puntualiza: «Las hembras incorporadas al registro auxiliar se consideran exclusivamente como animales de raza, en ningún caso hembras 100% ibéricas o hembras de raza pura, aquellas cuyos padres y abuelos estén inscritos o registrados en el mismo libro genealógico».

La cuestión queda más clara aun al indicarse que el libro de registro consta de dos secciones. En la primera se permite la incorporación de hembras con alguna genealogía desconocida o que no fueron registradas en su momento pero que cumplen el prototipo racial. No obstante, en la segunda, la sección principal, solo son inscritas las hembras de las que se tenga constancia de su genealogía de dos generaciones de ascendientes como mínimo.

Todas las hembras debería de formar parte de esta sección principal pero, curiosamente, casi la gran mayoría están en la primera sección, registro auxiliar que entró en funcionamiento en febrero de 2008.

Hasta aquí la cosa pinta mal. Pero ahora se agrava, ya que a las hembras se las cruza con sementales de la raza norteamericana duroc. De este cruzo sale una cría considerada ejemplar ibérico al 50%. Da igual de cual de los dos registros proceda la madre. Si es del registro uno, de madres no certificadas y resulta que no es ibérica 100% y se cruza con un cerdo norteamericano, el que la cría sea considerada ibérica es un fraude en toda regla al consumidor.

Si os preguntáis el volumen de la estafa, os indicamos que, según el MAGRAMA, que es consciente de la estafa, 306.852 de 400.259 hembras inscritas lo están en el registro auxiliar. O sea, que el 77% de las hembras NO SON RECONOCIDAS COMO IBÉRICAS PURAS.

Los lechones o crías se comercializan como jamón 50% o 75% ibérico. La vigente normativa, sin embargo, indica claramente que el término ibérico debe limitarse exclusivamente a «productos procedentes de animales con al menos el 50% de su porcentaje genético correspondiente a la raza ibérica». La legislación comunitaria, por otro lado, obliga a mencionar los ascendientes de todos los reproductores inscritos en los libros genealógicos.

Desde la secretaría de la Asociación Española de Criadores de Cerdo Ibérico se indica que no se hace nunca a estas hembras el análisi molecular que indicaría su genealogía ibérica o no, claramente, porque así pueden meter a todas en el mismo saco e incrementar la estafa.

Están montando un negocio y un pelotazo en toda regla con el jamón ibérico y en clara connivencia del Ministerio de Agricultura que mira para otro lado. ¿Por qué? Cada uno que saque sus conclusiones. Pero basta con comprobar el ‘AMAÑO‘ realizado por el MAGRAMA el pasado mes de marzo cuando modificó el Reglamento del Libro Genealógico autorizando a inscribir en la sección principal a los animales que nazcan del cruce entre una hembra nacida de una madre sin genealogía conocida y un macho ibérico puro. Con esto, lo que se p es que los nietos de esta abuela, que ahora Aeceriber no garantiza como ibérica pura, pasen «a formar parte de la sección principal del Libro Genealógico», donde «serán considerados de raza pura». O sea, una ESTAFA EN TODA REGLA HOY Y PARA CONTINUAR EN EL FUTURO.

Mejores vinos del 2015 para el equipo de Recetum 3

Vinos catados y puntuaciones

Bodegas Vicente Gandía la embajadora del cava valenciano 1

Bodegas Vicente Gandía la embajadora del cava valenciano